En verano debemos, más que nunca, cuidar la hidratación. Pero no necesariamente tiene por qué ser a base de agua. En la dieta diaria también tenemos a nuestra disposición una serie de alimentos de temporada que ayudan a conseguir este efecto y lograr así el equilibrio entre nutrientes y cantidad de hidratación diaria recomendada.

Entre los posibles problemas causados por la deshidratación, algunos ejemplos pueden ser el dolor de cabeza, la fatiga, o la sensación constante de sueño e incluso confusión, entre otros. Para evitar estas molestias, Kaiku Sin Lactosa ha querido informar sobre una serie de alimentos de temporada muy sanos, sabrosos… e hidratantes.

Alimentos que hidratan

Pepinos. Dicen que los alimentos más ‘crujientes’ son los que contienen mayores niveles de agua. Y los pepinos son un buen ejemplo, una hortaliza propia del verano que llega a contener hasta un 95% de agua y encabeza la lista de alimentos súper hidratantes. Los principios activos de los pepinos les confieren propiedades antiinflamatorias y protegen la piel de las incipientes arrugas provocadas por los rayos ultravioletas, gracias a la vitamina E, que actúa como astringente e hidratante.

Tomates. Los tomates son 94% agua y, además, contienen un antioxidante denominado licopeno que ayuda a mantener una buena salud coronaria, por lo que se convierten en un alimento perfecto para mantener la hidratación en verano. Además, contienen mucha vitamina C, que consigue que la piel se mantenga suave y cuidada. Bajos en calorías y un básico en la deliciosa y sencilla ensalada caprese.

Rábanos. Los rábanos contienen un 95% de agua, lo que les convierten en un alimento altamente digestivo y saciante, puesto que son muy ricos en fibra.

Leche. Esta bebida contiene un 91% de agua y es un gran aliado después de hacer ejercicio, gracias a su característica combinación de nutrientes (agua, proteínas, sodio…), que ayuda a recuperar el cuerpo después del ejercicio. En verano, cuando la actividad física aumenta y nuestro cuerpo se pasa horas bajo el agua o caminando, es importante optar por aliados como la leche sin lactosa, puesto que es más digestiva y ligera, al eliminar durante el proceso el azúcar propio de la leche: la lactosa.

Sandía. La sandía es puro agua y sabor, con un 92% de agua en su contenido. Además, su tonalidad rojiza es característica de los alimentos con licopeno (como los tomates), un antioxidante que se absorbe con mayor rapidez si se combina con alimentos grasos, como los aguacates. Además de tomarla como postre, otra buena opción es incorporarla en ensaladas que combinen aguacate y quesos ligeros.

Resumen
Título
Alimentos que hidratan como el agua
Descripción
La hidratación no necesariamente tiene por qué ser a base de agua. En la dieta diaria también tenemos a nuestra disposición una serie de alimentos de temporada que ayudan a conseguir este efecto.
Autor