El restaurante Dinner in the Sky ofrece una experiencia única: gastronomía a prueba de vértigo. Una cena para un máximo de 22 personas, que se sirve en una plataforma elevada por una grúa, a 50 metros de altura, sobre cualquier lugar del mundo. Una cena, una comida, un desayuno, la celebración de una boda o […]

El restaurante Dinner in the Sky ofrece una experiencia única: gastronomía a prueba de vértigo. Una cena para un máximo de 22 personas, que se sirve en una plataforma elevada por una grúa, a 50 metros de altura, sobre cualquier lugar del mundo.

Una cena, una comida, un desayuno, la celebración de una boda o la presentación de un producto. Cualquier tipo de evento puede ser celebrado utilizando esta fórmula. Los organizadores que transportan a cualquier lugar que se solicite –siempre que cuente con los correspondientes permisos y un espacio libre de 500 metros cuadrados para que el sistema pueda ser fijado- una grúa que eleva una plataforma con capacidad para una mesa, sillas y espacio para tres empleados que levan a cabo el servicio.

Si se desea, también se puede instalar una segunda grúa y plataforma para acoger a la misma altura que la mesa, todo lo necesario para el entretenimiento de los asistentes, como un grupo de música o el material que se va a exhibir en una presentación, incluso un coche. Paralelamente, en tierra firme se instalan las carpas necesarias para recibir a los asistentes, ofrecer un cóctel de bienvenida, o tomar una última copa al término de la ‘cena en las alturas’.

Máxima seguridad

Por supuesto, todos los elementos están diseñados con los máximos sistemas de seguridad, cumpliendo la norma alemana DIN 4112. Los sistemas técnicos están construidos en Bélgica bajo el control de TÜV Rheinland.

De momento, Dinner in the Sky ha realizado ya eventos en más de 15 países en todo el mundo –en algún caso con comidas servidas por chefs como Pierre Gagnaire o Marc Veyrat- y dispone de las autorizaciones oficiales por parte de las administraciones consideradas como más ‘difíciles’ o exigentes, como es el caso de EE.UU., Canadá, Australia, o Sudáfrica.