Incluir supercereales como la avena en un momento clave del día como es el del desayuno es una excelente forma de asegurar una fuente de energía suficiente para toda la mañana, además de aportar una serie de beneficios para el organismo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “La nutrición es la ingesta de alimentos en relación con las necesidades dietéticas del organismo. Una buena nutrición —una dieta suficiente y equilibrada combinada con el ejercicio físico regular— es un elemento fundamental de la buena salud. Una incorrecta nutrición puede afectar negativamente al sistema inmune, alterar el desarrollo físico y mental, aumentar la vulnerabilidad a enfermedades y reducir la productividad”.

Y precisamente, ayer sábado, 28 de mayo, se celebraba el Día Mundial de la Nutrición, una fecha en la que los profesionales de la salud y la alimentación dan a conocer de forma destacada la importancia de una buena alimentación en niños y adultos. Entre ellos, Quaker, una marca experta en avena, que coincidiendo con esta fecha internacional ha querido compartir algunas de las claves por las que este supercereal se convierte en el mejor aliado para empezar el día con energía.

Un cereal, cuatro beneficios

  1. Ayuda a reducir el colesterol: Cada porción habitual de avena —40 gramos— contiene un 47% de los 3 gramos de beta-glucanos que se recomiendan al día y que ayudan al mantenimiento de los niveles normales de colesterol en sangre.
  2. Reduce el riesgo de enfermedad cardíaca: Diversos estudios apuntan a que los beta-glucanos que contiene la avena, además de una dieta equilibrada, pueden ayudar a reducir el colesterol y, consecuentemente el riesgo de enfermedades del corazón.
  3. Por su alto contenido en fibra nos puede ayudar a prevenir alteraciones como el estreñimiento, diabetes o sobrepeso. La fibra que contiene ayuda a mantener un sistema digestivo saludable.
  4. El consumo de avena, por su contenido en vitaminas y minerales como la tiamina, la vitamina B6, el folato, el hierro, el magnesio y el zinc aporta algunos beneficios relacionados con estos nutrientes como el correcto funcionamiento de los sistemas nervioso, cognitivo, inmunológico y reproductor, la función psicológica, así como a la función correcta de los músculos y huesos, entre otros.

La tiamina, también conocida como Vitamina B1, contribuye a un metabolismo energético normal, así como al funcionamiento del sistema nervioso, la función psicológica y la del corazón. La avena contiene 1.05 mg/Por 100 g. El folato, ácido fólico o vitamina B9, contribuye a la formación normal de sangre, a la síntesis de aminoácidos, a la función psicológica y a la función del sistema inmunológico. La avena contiene 32 mg/Por 100g. La vitamina B6 contribuye a un metabolismo energético normal, correcto funcionamiento del sistema nervioso y psicológico (0.34 mg/100 g de avena). El hierro contribuye a la formación de los glóbulos rojos, función cognitiva, transporte de oxígeno en el cuerpo y función del sistema inmunológico (3.6 mg/100 de avena). El magnesio contribuye al funcionamiento normal de los músculos, equilibrio de los electrolitos y mantenimiento de huesos y dientes (114 mg/100g avena). El zinc contribuye a la reproducción y fertilidad, función cognitiva, protección de las células contra el estrés oxidativo y sistema inmunológico (2.3 mg/100g avena).

Resumen
Título
Avena, un supercereal para empezar el día con energía
Descripción
Incluir supercereales como la avena en un momento clave del día como es el del desayuno es una excelente forma de asegurar una fuente de energía suficiente para toda la mañana.
Autor