Menús que ayuden a depurar las calorías sobrantes, evitar alimentos que puedan provocar digestiones largas y pesadas, utilizar la ropa a nuestro favor, recuperar los horarios habituales de sueño… son algunos de los sencillos trucos que podemos utilizar para ayudar a contrarrestar los excesos navideños.

Desde mediados de diciembre y hasta pasado el día de Reyes son muchas las ocasiones en las que nos reunimos en torno a la mesa, con familia, amigos o compañeros, para disfrutar de una comida más copiosa de lo habitual.

Pero los inevitables excesos navideños pueden contrarrestarse con una adecuada planificación, por lo que Kaiku Sin Lactosa, la marca de lácteos ligeros y digestivos, ha querido desvelar una serie de remedios o pequeños trucos que facilitan esta tarea.

Evitar comidas contundentes. Se trata de evitar comidas contundentes en la medida de lo posible, tanto alimentos que puedan provocar digestiones largas y pesadas, como alimentos que puedan hinchar el estómago y hacer patente a la vista el peso ganado durante las celebraciones navideñas. Por ejemplo, evitando el gas y contrarrestando el efecto de las bebidas que lo llevan, con una reducción en el consumo de chicles o refrescos durante estas fechas, o evitando las especias y alimentos más picantes para favorecer el efecto ‘vientre plano’. Un truco extra para aquellos que han estado entre fumadores durante las fiestas: alimentos como el repollo ayudan a contrarrestar los efectos nocivos del humo.

Depurar. El objetivo fundamental durante estas fechas es el de depurar, y por ello se deben complementar las comidas fuera de casa —fundamentalmente las de los días festivos— con menús digestivos que ayuden al organismo a depurar al máximo y cuanto antes las calorías ingeridas. Para ello, la solución pasa por alimentos que ayuden a digestiones rápidas, ligeras y sin incidencias: alcachofas, cebolletas, yogures Kaiku Sin Lactosa, pomelo, o infusiones con efecto diurético, como el té verde.

Utilizar la ropa a nuestro favor. Un truco simple consistente en utilizar la ropa a nuestro favor. Durante estas fechas, se deben abandonar los modelos más ajustados, favoreciendo las blusas holgadas, los vestidos de corte imperio, y los looks monocolor.

Hábitos de sueño: La ingesta de calorías durante estas fechas no es idéntico entre todos nosotros, pero los expertos sí hablan de un consumo de en torno a las 2.000 calorías en las comidas más contundentes de las navidades. Al tratarse de un ritmo difícil de sostener para nuestro organismo al no estar acostumbrado, lo mejor es mantener las proporciones habituales en el resto de nuestras actividades del día a día para evitar que los excesos trasciendan: entre ellos, las horas de sueño. Dormir las horas habituales ayuda a frenar el hambre, fomenta la pérdida de peso y la quema de calorías, evita imperfecciones como las ojeras (que pueden acentuar los efectos de las comilonas navideñas) e, incluso, ayuda a controlar las porciones de alimentos al día siguiente.

Mantener las apariencias. Nada muestra más los excesos navideños que cambiar la indumentaria habitual por ropa de deporte o pantalones con elásticos. Mantener las apariencias es fundamental para disimular los kilos de más y, por ello, una de las soluciones estrella consiste en trucar el botón de los pantalones que se utilicen en el día a día utilizando una goma elástica para envolverla en torno al botón y pasándola por el ojal de los pantalones para abrocharlos, lo que ayudará a ganar entre dos y tres centímetros sin que esto trascienda a nivel visual.

Resumen
Título
Cinco sencillos trucos para contrarrestar los excesos navideños
Descripción
Menús que ayuden a depurar las calorías sobrantes, evitar alimentos que puedan provocar digestiones largas y pesadas, utilizar la ropa a nuestro favor, recuperar los horarios habituales de sueño…
Autor