Comienza la temporada de buen tiempo, la mejor para disfrutar de una buena barbacoa. Sin embargo, al haberla tenido guardada durante meses, puede ser que cuando la vayamos a utilizar no se encuentre en las mejores condiciones de mantenimiento.

Por ello, desde Meater, empresa especializada en termómetros de cocina inteligentes e inalámbricos, han querido ofrecer una serie de consejos para poner a punto la barbacoa y así conseguir los mejores resultados posibles.

Claves para una barbacoa como nueva

Antes de nada, los expertos recomiendan desmontar la barbacoa retirando todos sus accesorios —bandejas, rejillas, manillas, tiradores…— y de esta manera acceder mejor a cada una de sus partes para continuar este proceso.

Una vez retirados todos los elementos exteriores, nos podremos fijar en su superficie. Normalmente, con menos de un año desde el último uso, aún no ha transcurrido suficiente tiempo como para que presente graves desperfectos, pero de cualquier modo siempre es bueno lijar esta superficie con las herramientas adecuadas para no excedernos en el proceso y dañar esta zona. En este caso, una lija metálica sería la mejor opción, ya que permite eliminar los restos que se han quedado incrustados de anteriores usos. No debemos olvidarnos de retirar los restos de polvo que queden al final del proceso.

Si queremos que luzca como el primer día, podemos aprovechar que la hemos desmontado hace un momento y darle una capa de pintura para tapar aquellas partes en las que el color se haya desgastado. Para ello debemos utilizar pinturas especiales para barbacoas y chimeneas que son incombustibles, tienen una gran adherencia al metal y una resistencia de hasta 360 ºC, lo que nos permitirá cocinar tranquilamente sin que la pintura se desprenda de la superficie.

Después de tener la base en perfecto estado, podremos volver a montarla y dedicarnos a poner a punto la parte más importante, la parrilla. Existen muchos trucos para limpiarla, pero en todos los casos lo más importante es utilizar elementos apropiados y no usar agua, ya que se podría oxidar. Si la limpiamos en frío, es preferible usar un quitagrasas junto con un cepillo metálico. Por el contrario, una parrilla caliente se puede limpiar frotando media cebolla hasta que desaparezca toda la grasa que se hubiera acumulado previamente.

Resumen
Claves para iniciar la temporada con una barbacoa como nueva
Título
Claves para iniciar la temporada con una barbacoa como nueva
Descripción
Comienza la temporada de buen tiempo, la mejor para disfrutar de una buena barbacoa. Sin embargo, al haberla tenido guardada durante meses, puede ser que cuando la vayamos a utilizar no se encuentre en las mejores condiciones de mantenimiento.
Autor