Las exportaciones de vino español a determinados mercados europeos —Italia, Austria, Bélgica, República Checa y Holanda— han tenido una desigual evolución durante el primer trimestre del año, desde el caso de Italia, que aumentó un 70% el volumen importado, hasta el desplome del vino a granel español en el mercado checo.

Los datos, correspondientes a varios informes recientemente publicados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv), indican que Italia aumentó un 70% el volumen importado de vino español, que ya supone el 63% del total adquirido, gracias a la excelente recuperación de los graneles unido al enorme desarrollo de los envasados, en un pésimo trimestre para los espumosos.

Por su parte, Austria importó casi un 40% más de vino español, en un mercado claramente liderado por los vinos italianos. Espumosos, envasados y graneles españoles crecieron a muy buen ritmo. En Bélgica, España gana cuota como segundo proveedor al crecer un 12,7% en volumen y un 7,6% en valor, rompiendo con la caída global protagonizada por Francia, primer vendedor de forma destacada. El espumoso es el primer vino español importado, con mucha mejor evolución que Francia e Italia en esta categoría. España gana bastante cuota en esos tres mercados, a un precio medio que bajó respecto al primer trimestre de 2016.

Por el contrario, las fuertes subidas de precios redujeron las importaciones de vino español en la República Checa y Holanda. El desplome del granel (-58% en litros) marcó la caída global en el mercado checo (-48%), donde nuestros espumosos sí evolucionaron de forma muy positiva. En Holanda, el vino español cayó el doble en volumen (-23%) que en valor (-12,6%), en este caso con fuerte descenso de envasados y graneles y también con excelente desarrollo de los espumosos.

El vino español en los mercados europeos

ITALIA

  • Las importaciones italianas de vino crecieron un 39,2% en volumen y un 15,4% en valor en el primer trimestre, hasta los 52 millones de litros (+14,7 millones) y los 65 millones de euros (+8,7 millones), a un precio medio que bajó un 17% hasta los 1,25 €/litro.
  • El granel protagonizó esta subida y se consolida como primer vino importado con alrededor el 82% del volumen y el 40% del gasto total, en un excelente trimestre también para los envasados y con leve caída de los espumosos.
  • España lideró el aumento global y se distancia como primer proveedor con casi 33 millones de litros (+13,5 millones), si bien facturó menos de la mitad que Francia, primer vendedor en valor. Excelente desarrollo del vino envasado español, así como del granel.

AUSTRIA

  • Las importaciones austríacas de vino crecieron un 23,8% en volumen y un 8,3% en valor en el primer trimestre, hasta los 22,8 millones de litros y los 46,2 millones de euros. El precio medio bajó un 12,6%, de 2,32 a 2,03 €/litro.
  • El vino a granel y en envases de más de 2 litros lideró la subida global y supera al envasado como primer vino importado en volumen (+62,6%), si bien sigue como tercer vino adquirido en valor (+80%). Buen trimestre para el envasado y caída del espumoso.
  • Italia creció menos que la media, aunque su liderato es muy claro. España se consolida como cuarto proveedor al crecer un 37,8% en volumen y un 9,8% en valor, a precios aún superiores a la media de mercado pese a bajar más del 20%. Hungría y Eslovaquia, principales protagonistas del crecimiento del granel.

BÉLGICA

  • Las importaciones belgas de vino cayeron en torno al 4,5% en el primer trimestre de 2017, hasta los 63,6 millones de litros y los 183,8 millones de euros, a precios estables. Francia marcó este descenso, aunque su liderato es muy claro.
  • Sólo crecieron las compras de vino envasado, que ya supone más del 62% del volumen y del 70% del valor total. Fue el único vino que subió de precio. Fuerte caída de los graneles, así como de los espumosos en valor al bajar de precio casi un 20%.
  • El espumoso gana cuota como primer vino español importado, evolucionando además mucho mejor que Italia y Francia en esta categoría. Para el conjunto de vinos, España creció a muy buen ritmo y se consolida como segundo proveedor.

REPÚBLICA CHECA

  • La República Checa aumentó sus importaciones de vino en el primer trimestre, mucho más en valor (+20,5%) que en volumen (+1,1%) al subir el precio medio de 1,09 a 1,29 €/litro. Las compras alcanzaron los 37,2 millones de litros y los 48,2 millones de euros.
  • España rompe con la subida global y registró fuertes pérdidas del 47,5% en volumen y del 37,4% en valor, por el desplome del granel. Por el contrario, destaca el enorme aumento de países como Italia, Hungría, Eslovaquia, Francia o Alemania.
  • Excelente desarrollo de los vinos envasados y espumosos, a precios mucho más elevados, especialmente para los segundos. El granel creció en valor pese a caer en litros.

HOLANDA

  • Las importaciones holandesas de vino cayeron un 8,1% en volumen y un 6,3% en valor en el primer trimestre de 2017, hasta los 78,8 millones de litros y los 191,9 millones de euros, a un precio medio que pasa de 2,39 a 2,44 € por litro.
  • El vino envasado cayó cerca del 8% aunque lideró claramente las compras con el 82,7% del volumen y el 87,7% del gasto total, en un mal trimestre también para el granel. Por el contrario, el vino espumoso creció un 17,5% en litros y un 14,2% en euros.
  • Francia fue uno de los principales protagonistas de la caída global, aunque continúa como primer proveedor. España pierde cuota por la fuerte pérdida sufrida en envasados y graneles, compensada en parte por el gran desarrollo sus espumosos.
Resumen
Desigual evolución del vino español en los mercados europeos
Título
Desigual evolución del vino español en los mercados europeos
Descripción
Las exportaciones de vino español a determinados mercados europeos —Italia, Austria, Bélgica, República Checa y Holanda— han tenido una desigual evolución durante el primer trimestre del año.