El recién inaugurado Palacio de Cibeles, nueva sede del Ayuntamiento de Madrid, dispondrá a partir del próximo 15 de septiembre de dos espacios dedicados a la restauración: un restaurante, con capacidad para 210 comensales entre la sala y una gran terraza con vistas a la Gran Vía y una cafetería con un aforo aproximado de […]

El recién inaugurado Palacio de Cibeles, nueva sede del Ayuntamiento de Madrid, dispondrá a partir del próximo 15 de septiembre de dos espacios dedicados a la restauración: un restaurante, con capacidad para 210 comensales entre la sala y una gran terraza con vistas a la Gran Vía y una cafetería con un aforo aproximado de 50 personas, además de una barra.

Según se recoge en el pliego de condiciones del concurso público para su adjudicación, el restaurante, cuya concesión se realizará por un plazo de cinco años prorrogables y un canon mínimo anual de 347.000 euros, estará situado en la sexta planta del edificio, con acceso desde el interior y el exterior por dos ascensores y dos escaleras, de modo que pueda ser utilizado fuera del horario general del resto de las dependencias.

La sala dispondrá de una superficie de 370 metros cuadrados, con un aforo aproximado de 92 personas, un espacio al que hay que añadir una terraza de 432 metros cuadrados con capacidad para otras 120 personas que podrán comer o cenar disfrutando además de unas magníficas vistas a la plaza de Cibeles, Gran Vía, Alcalá, y el paseo de Recoletos.

Se busca empresa «reconocida»

Uno de los factores más valorados en el pliego de condiciones del Ayuntamiento de Madrid es el “reconocimiento de la empresa concursante”, puntuando positivamente aspectos como el hecho de estar en posesión de alguna estrella Michelín o sol de la Guía Repsol, así como haber obtenido distinciones como el Premio Nacional de Gastronomía o similares de otras academias internacionales.

La cafetería, sin embargo, será un servicio muy vinculado al nuevo espacio cultural que ocupará la segunda planta del Palacio, con acceso desde el interior del edificio. Situada en la segunda planta, junto a la zona de atención al público y tienda, ocupará una superficie de 117 metros cuadrados que acogerán a un número aproximado de 50 personas en sala, además de una barra de paso, con un salón cercano que hará las funciones de «zona de apoyo y descanso» del área cultural.

Éxito de visitas

Desde su inauguración el pasado domingo, el Palacio de Cibeles ha recibido 15.747 visitantes que han podido disfrutar de la posibilidad de recorrer íntegramente todas sus instalaciones,  además de ver las exposiciones abiertas con motivo de su apertura. La estrella, hasta el momento, es el mirador sobre la ciudad, un espacio que permite unas vistas privilegiadas sobre el casco histórico, hasta ahora no accesibles a la mayoría de los madrileños.