Cumpleaños, quedadas con amigos, reuniones familiares… a los españoles les gusta celebrar. De hecho, el 95% han celebrado algo en el último año y realizan una media de 37 celebraciones anuales. Los jóvenes celebran cada momento e identifican en mayor medida la celebración con amigos y, a medida que la edad avanza, se celebra más con la familia.

Son algunas de las conclusiones que se desprenden del I Barómetro de la Celebración en España, una investigación promovida por la Federación Española de Bebidas Espirituosas, FEBE, que apunta que la edad es un factor determinante en la forma de celebrar de los adultos españoles. Así, las celebraciones cotidianas —quedadas con amigos, afterwork o salidas especiales con su pareja— son las preferidas por el 84% de los encuestados de entre 18 y 34 años, mientras que este porcentaje desciende al 53% en mayores de 35.

También varían con los años las preferencias para celebrar: mientras que los menores de 35 años celebran en mayor medida con amigos, reunirse, salir y tomar algo, cuando va aumentando la edad cobran mayor protagonismo la familia, la casa y la comida. A pesar de ello, la celebración ideal para el conjunto de los encuestados es la que tendría lugar en un establecimiento de hostelería, una noche de sábado de primavera o verano, acompañados de sus familiares, pareja y amigos.

37 celebraciones anuales

En general, a los españoles les gusta celebrar, y en este sentido un 71% declara que le gusta mucho o bastante. De hecho, el 95% de los españoles han celebrado algo en el último año y realizan una media de 37 celebraciones anuales.

Las celebraciones preferidas son los cumpleaños (56%), las quedadas con amigos (46%) y las salidas o reuniones familiares (37%). Por el contrario, celebrar logros deportivos, despedidas de soltero/a y fiestas patronales son las menos populares.

Para la mayoría de encuestados (84%) una celebración tiene que ver con una ocasión especial y para el 75% una celebración es un acontecimiento que une, ya sea a la pareja o al grupo. Lo que no puede faltar en una celebración es comida (27%), bebida (16%), alegría (13%), música (11%), familia (10%), amigos (10) y buen ambiente (8%).

Más optimistas

El I Barómetro de la Celebración pone de relieve que quienes celebran de forma cotidiana (aquellos que celebran momentos del día a día) son más positivos. De hecho, los que prefieren las celebraciones cotidianas se sienten más unidos al grupo al que pertenecen (79%), éstas les hacen sentirse mejor (78%) y expresarse tal y como son (70%), frente a aquellos que celebran puntualmente (60%, 55% y 44%, respectivamente).

Además, el nivel de confianza también aumenta entre quienes celebran de forma cotidiana. Así, quienes celebran lo cotidiano creen en mayor medida que el año que viene les va a ir mejor en los terrenos laboral, económico, emocional y familiar, que aquellos que celebran de forma puntual.

En cuanto a la zona geográfica, es destacable que los residentes en las comunidades del norte de la península celebran con más asiduidad que los de las comunidades del sur de España y los archipiélagos canario y balear.

Las copas, que no falten

Una de las variables que analiza este estudio es el papel que tienen los distintos elementos de una celebración, entre ellos, las copas, chupitos y cócteles. En este sentido, el 65% de los españoles afirma que lo que no puede faltar en una celebración es una copa. Esto es así en mayor medida en Castilla y León (89%), Asturias (86%), Aragón (81%) y Madrid (78%).

Por otra parte, una mayoría de consumidores sigue viendo el combinado tradicional como la mejor forma de disfrutar de su copa, aunque ya un 33% valora la personalización de su copa con elementos de su elección.

Resumen
Título
Las celebraciones, una costumbre muy española
Descripción
Cumpleaños, quedadas con amigos, reuniones familiares… a los españoles les gusta celebrar. De hecho, el 95% han celebrado algo en el último año y realizan una media de 37 celebraciones anuales.
Autor