Durante el verano, y aunque a veces cueste verlo a causa de la amplia oferta de menús turísticos,  la gastronomía de las Islas Baleares cuenta con una gran variedad de platos tradicionales, rápidos, frescos y saludables, para llenar de sabor y carácter cualquier menú.

Y es que Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera atesoran una gran diversidad de exquisitos productos de primera calidad vinculados a la tierra y a sus raíces, cada uno con su sello de identidad basado en la autenticidad, la calidad y la tradición propia de cada isla.

Rica, variada y con mucho sabor. Así es la cultura gastronómica del archipiélago balear, caracterizada por sabores de origen con el carácter propio de cada isla. Productos autóctonos vinculados a la tierra y al mar, a sus raíces, cada uno con un sello de identidad basado en la autenticidad, la calidad y la tradición. Todo esto se traduce en un sabor auténtico, único y memorable para los amantes de la buena gastronomía, convirtiéndose en grandes atractivos que descubrir en las Islas Baleares.

El delicioso repertorio de productos llega cada temporada desde los campos y huertas de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera con sabor mediterráneo por los cuatro costados, para dar lugar a una selección de sencillas, saludables y refrescantes recetas como el  Oliaigua, una versátil sopa de verduras del campo menorquín, prima hermana del tradicional gazpacho, pero ligeramente pasada por el fuego. Una receta muy antigua procedente de la cultura agrícola de Menorca que con pocos ingredientes queda deliciosa.

El Oliagua un plato tradicional elaborado a base de tomates, cebolla, ajo, pimiento verde, aceite, agua y pan y su nombre se debe a la mezcla de aceite (“oli”) y agua (“aigua”). Suele comerse con variadas guarniciones (lo ideal es que sean de temporada), en verano se toma frío y se suele acompañar con higos o melón, un contraste de dulce y salado que encanta a menorquines y visitantes por igual.

Oliagua, un plato tradicional menorquín

INGREDIENTES

  • Tomates
  • Cebolla
  • Ajo
  • Pimiento verde
  • Aceite
  • Agua
  • Pan

ELABORACIÓN

Sofreir en una cazuela la cebolla y el ajo hasta que estén transparentes, añadir el pimiento e incorpora el tomate, aderezando al gusto.

Cuando el sofrito esté jugoso, añadir agua. Es muy importante que no hierva.

Ya solo queda añadir el pan y disfrutar de este manjar balear.

Notas de cocina. Lo ideal es tomar el Oliagua con la guarnición de verduras de temporada, en verano se toma fría y se suele acompañar con higos o melón, un contraste de dulce y salado. En primavera son los espárragos los que aportan el toque mediterráneo, y en invierno se toma caliente, con patatas fritas, cebolla, huevo o encurtidos. El pan no puede faltar y es preferible que tenga varios días, y si es tostado mejor.

Resumen
Nombre receta
Oliagua, un plato tradicional menorquín
Publicado el...
Calificación
5 Based on 1 Review(s)
Oliagua, un plato tradicional menorquín
81%Nota Final
Puntuación de los lectores 1 Voto
81%