El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, las Organizaciones Profesionales Agrarias y Cooperativas más representativas —ASAJA, UPA y COAG— y las Cooperativas Agroalimentarias mantuvieron ayer lunes una reunión para estudiar la situación de sequía meteorológica y agronómica en el sureste peninsular que está causando graves daños a las producciones agrarias de secano. El encuentro […]

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, las Organizaciones Profesionales Agrarias y Cooperativas más representativas —ASAJA, UPA y COAG— y las Cooperativas Agroalimentarias mantuvieron ayer lunes una reunión para estudiar la situación de sequía meteorológica y agronómica en el sureste peninsular que está causando graves daños a las producciones agrarias de secano.

El encuentro se ha convocado ante la alerta temprana detectada tanto por el sistema nacional de seguros agrarios, en especial en el seguro de sequía de pastos, como por los datos de AEMET, además de las inquietudes manifestadas por los agricultores y ganaderos a través de sus representantes. En la reunión participaron también responsables de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) y de las direcciones generales de Producciones y Mercados Agrarios, del Agua y la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (ENESA).

En este marco las OPA y Cooperativas han expuesto la problemática sobre el terreno de los productores afectados y las consecuencias par sus economías. Se ha explicado cómo las principales producciones afectadas han sido la agricultura de secano (cereales de invierno y leguminosas), incluyendo los cultivos de almendro, vid y olivar; la ganadería en extensivo (ovino y caprino) y la apicultura.

Estado de las cuencas

El subsecretario de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Jaime Haddad expuso que, pese a la falta de precipitaciones, el nivel de las reservas hidrográficas “conserva valores muy por encima de la media de los últimos diez años” y, en concreto, en la Cuenca Hidrográfica del Júcar se sitúan aun al 53% y en el Segura al 76%.

Haddad manifestó también su voluntad de diálogo con los representantes del sector, a los que ha solicitado su colaboración en este tema, comprometiéndose a “analizar las propuestas que se le presenten y a estudiar distintas fórmulas que permitan aliviar la situación de los sectores más afectados”.

El subsecretario hizo especial hincapié en el Sistema de Seguros Agrarios, apostando por un sistema fuerte, “que se consolide como la herramienta más utilizada por los agricultores y ganaderos españoles”, para resguardarse del imponderable que suponen los fenómenos meteorológicos y climáticos habituales en la península ibérica. Con este objetivo, señalaba Haddad, se ha previsto una partida presupuestaria de 200 millones de euros en 2014.

 

Artículos relacionados

Banco de Semillas de Etiopía, reducto de la diversidad amenazada

Rioja finaliza la cosecha más tardía del siglo

España cumplirá con los compromisos medioambientales de Kyoto

Seguros agrarios o cómo mantener la renta de los agricultores

Crédito extraordinario para catástrofes naturales en explotaciones agrarias

Los genomas de alimentos que la ciencia descodificó en 2012

La UE estudia medidas para preservar la producción de alimentos frente a la sequía


{jathumbnail off}