En nuestros artículos 7 Países con comidas imperdibles que debes visitar y Los 10 platos tipicos internacionales preferidos por los turistas ya hablábamos de la cocina de la India como una de las mejores del mundo, destacando elaboraciones como el biryani, un plato típico de arroz indio. Pero hay mucho más que hablar y descubrir sobre este país, no solo por su tamaño —casi un subcontinente—, sino también por su tremenda riqueza cultural y gastronómica.

Tanto si eres un novato o novata en el mundo gastronómico o eres un viajero gourmet experimentado, como si lo que prefieres es quedarte ‘en casa’ disfrutando de alguno de los mejores restaurantes de cocina india que hay en España o, por el contrario, tenías previsto viajar, lo cierto es que vale la pena sumergirte en la cocina india, ya que, especialmente para los auténticos viajeros gastrónomos, hay propuestas para (casi) todos los gustos.

Viajar a la India

Y si lo que eliges es viajar a sus origines, no olvides que es necesario tramitar previamente un visado para entrar en la India. Teniendo la nacionalidad española o comunitaria este trámite de solicitud de visado puede hacerse online, ya sea para disfrutar de un viaje de descubrimiento culinario o por cualquier otro motivo, obteniéndolo fácilmente sin necesidad de pensártelo dos veces.

Pero, además de un interesante viaje a la propia India, también puedes decidirte por viajar a otros países donde este tipo de cocina se desarrolla muy brillantemente como, por ejemplo EE.UU., que es el primer país de la diáspora india, y otros destinos como Reino Unido, Canadá, Sri Lanka, Sudáfrica, Australia o Kenia. Todos estos son países con una notable presencia india y, a veces platos indios locales, como es el caso para los platos con chapati (un rotí o pan plano redondo de la plancha) a lo keniano. Por cierto, ¿sabías que un auténtico rotí indio tiene otra forma y se hace a la parrilla, mientras que el naan, pan plano más bien norteño se hornea en un llamado tandur (o tandoor), hecho de arcilla o metal, y se suele preparar con ajo y/o mantequilla gui (o ghee)?

Por la monumental dimensión que tiene la India, no existe una única tradición gastronómica, sino que hay una tremenda variedad regional. Con el visado electrónico para la India, la mayoría de los viajeros pueden contar con un total de 30 días para descubrir su gastronomía, y, si lo desean, hasta pueden volver una vez, siempre que sea dentro del mismo plazo. Aunque por este motivo sea aconsejable elegir una región concreta para explorar, o bien limitar la distancia de los desplazamientos, es bueno saber que los viajes a las demás regiones indias se pueden hacer de manera relativamente segura. ¿Te apetece probar la dosa, que es una especie de crep de hecho de arroz, frijoles y especias? pues, a por la India del Sur. ¿A la búsqueda de la base para un chatni (o chutney) auténtico?, en este caso te convendrá mas bien el oeste del país, de donde es original este condimento dulce y picante.

Sin embargo, si eliges solicitar tu e-visado para múltiples entradas, puedes pasar el rato hasta las 89 estadías cada vez que visites la India como aventurero culinario o hacer dos viajes de 90 días dentro del plazo de validez de un año del visado.

Curry, curri, garam masala, masala, thali…

Y aunque en la India sus platos más populares de hecho están basados en el curry o curri y por ello, por su sabor, dependen mucho de la mezcla de todo un espectro de especias distintas, sin embargo en occidente la palabra ya no sirve para distinguir los platos de distintas cocinas asiáticas en base de ‘garam masala’ (o massala) del cual ‘masala’ literalmente significa nada más que ‘mezcla de especias’. Esto, por lo tanto, suele generar cierta polémica entre los aficionados de los curris ‘auténticos’ de la India. En todo el país es muy popular el thali, o ‘plato’, una mezcla de las cocinas regionales para el almuerzo que, según convenga, suele incluir raita como salsa o ensalada, algo parecido al tzatziki griego.

Por lo general los platos indios son vegetarianos, aunque esto no quiere decir que necesariamente tengan que serlo. Otros de los ingredientes típicos de base para su preparación son las lentejas, garbanzos, judías y patatas. Además de esto se suele añadir toda una variedad de distintas hierbas, verduras y encurtidos. Comer carne de vacuno tradicionalmente es tabú para los hindús, como el comer cerdo lo es para los musulmanes, así que si prefieres tus empanadillas callejeras con carne, es muy probable que tu samosa tiene cordero o pollo. Por la popular costa india sureña —Goa, Kerala, Tamil Nadu—, obviamente se consumen más bien el pescado y los mariscos.

Y, finalmente, si eres más bien goloso o golosa, ya sea que hayas preferido quedarte en casa, o que estés dando buen uso gastronómico a tu visado descubriendo la India culinaria, para el postre date unos caprichos indios de primera con el gulab jamun (o gulab yamun), que es una especie de gran churro cubierto de jarabe, o los tradicionales helados extra cremosos kulfi. Sabor a pistacho, azafrán, cardamomo, mango o cacahuete, tú eliges para mandar tu paladar de viaje a la India.

Resumen
Un atractivo viaje por el mundo de la comida india
Título
Un atractivo viaje por el mundo de la comida india
Descripción
La cocina india es mucho más que tan solo un buen curri, el biryani o incluso los platos salados con chatni. No importa si eres más bien casero o tal vez eres cocinero o cocinera, si te gustan los restaurantes indios, estés donde estés, o si ya dispones de tu visado a la India para descubrir la riqueza gastronómica en su país de origen.
Autor