El atún se sitúa como la conserva de pescado más consumida por los españoles (66 %), seguida del bonito del norte (11 %), los mejillones (10 %) y las sardinas (6%). En términos generales, las tres claves a la hora de adquirir productos procedentes del mar son el precio, la procedencia y la información nutricional.

Son algunas de la conclusiones que se extraen del estudio Radiografía del consumidor responsable realizado recientemente por Rianxeira con motivo de la celebración el próximo 2 de mayo del Día Mundial del Atún, una fecha creada en 2016 para concienciar sobre la importancia de salvaguardar una de las especies marinas más importantes por su alto valor nutritivo, ya que más del 8 % de todos los productos del mar que se comercializan en el mundo provienen de esta especie. Una de las razones del éxito de consumo del atún es su alto valor nutricional ya que, además de ser rico en hierro, es una fuente de Omega-3 y contiene minerales, proteínas y vitamina B12, entre otros muchos beneficios.

El consumo de pescado

A la hora de adquirir productos procedentes del mar, los tres aspectos que más tienen en cuenta los españoles son el precio (66 %), la procedencia y origen (56 %) y la información nutricional (37 %). Otros aspectos que también influyen en su decisión de compra son el uso de productos ecológicos (21 %), el tipo de pesca empleada (20 %) o el uso de materiales reciclados en su envase (17 %).

En cuanto a la frecuencia de consumo, el estudio indica que España se encuentra aún por debajo de las recomendaciones de los expertos, ya que solamente el 27 % consume pescado entre tres y cuatro veces por semana y, por el contrario, la mayor parte de la población encuestada (38 %) consume pescado dos veces por semana, y un 30 % que consume tan solo una vez por semana.

La conserva de pescado

El estudio también refleja que las conservas de pescado se convierten en un aliado de los españoles en el hogar, ya que el 42 % de los encuestados confiesa que contar con ellas en su despensa les ha salvado de más de un apuro a la hora de preparar su comida o cena. En concreto, los encuestados destacan del consumo de conservas su carácter práctico (57 %), su rapidez (50 %), su facilidad de consumo (43 %) y los beneficios para su salud (39 %).

En cuanto a la forma de consumo, el 40 % utiliza las conservas de pescado y mariscos como acompañantes para platos fríos, un 28 % las consumen tal y como se presentan en la lata, un 27 % las emplea para realizar elaboraciones con ellas —reflejando su potencial gastronómico—, y un 5 % las consume a modo de picoteo.

“A pesar de que el consumo de pescado se encuentra por debajo de las recomendaciones sanitarias, a un 56 % de los españoles le gustaría conocer nuevas recetas y formas de incluir las conservas de pescado en su día a día. Con estos datos, las empresas del sector alimentario debemos seguir trabajando para ofrecer a los consumidores alternativas sencillas y saludables para incluir el pescado en su dieta de una forma sustentable y respetuosa con el medio ambiente”, afirma Juan Carlos Cordeiro, director de la marca Rianxeira.

Resumen
Atún, la conserva de pescado más consumida por los españoles
Título
Atún, la conserva de pescado más consumida por los españoles
Descripción
El atún se sitúa como la conserva de pescado más consumida por los españoles (66 %), seguida del bonito del norte (11 %), los mejillones (10 %) y las sardinas (6%).
Autor