Como cada año, el próximo 1 de noviembre se celebrará la tradicional festividad de Todos los Santos. Y también como cada año, desde hace siglos, se mantendrá en Madrid la costumbre de consumir y regalar una serie de ricos dulces típicos de esta temporada otoñal.

Y aunque tradicionalmente los dulces más demandados son los buñuelos de viento y huesos de santo, cada vez más están destacando otro tipo de elaboraciones como los panellets, los empiñonados o los almendrados, que están pasando a formar parte igualmente de la oferta pastelera para Todos los Santos.

En concreto, las cerca de seiscientas pastelerías existente en la Comunidad de Madrid venderán este año durante la campaña cerca de 400.000 kilos de estos dulces tradicionales, según datos estimativos de la Asociación de empresarios artesanos de pastelería y panadería de la comunidad de Madrid (Asempas).

Buñuelos, huesos, panellets, empiñonados, almendrados…

Los buñuelos de viento son los dulces más demandados por los madrileños, de los que se estima que se consumirán alrededor de 300.000 kilos, especialmente de las variedades de nata, crema, trufa y cabello de ángel y, sobre todo, en los últimos diez días y en las fechas más cercanas al día de Todos los Santos. Se trata de unas pequeñas bolas de pasta choux que, una vez elaboradas y rellenas de vainilla, chocolate o natas y trufas de tamaño pequeño, se sirven frías, y su conservación requiere también frío. Su origen se remonta al consumo en palacios y conventos durante la Edad Media, extendiéndose su elaboración más tarde a casas particulares y después a obradores de pastelería.

De huesos de santo se espera que las pastelerías madrileñas venda en estas fechas alrededor de 80.000 kilos. Son piezas cuyo tamaño oscila entre los 20 y 30 gramos, elaboradas con mazapán cocido relleno de yema confitada, con un baño de glaseado (azúcar). Admiten diversos rellenos como las cremas de chocolate o el mazapán saborizado con diferentes opciones. Tienen un claro origen árabe, como la mayor parte de los dulces elaborados a base de almendras, miel y azúcar en España.

Los panellets, una elaboración con base de mazapán de Toledo exportada desde Cataluña a toda España, es uno de los dulces que más demanda está teniendo en los últimos años. Se trata de piezas de tamaño pequeño, de unos 20 gramos cada una, y su característica principal es que el mazapán esta saborizado. Sus formas son, por lo general redondas u ovaladas y los sabores más comunes son fresa, café, limón, chocolate, vainilla, membrillo… También hay panellets recubiertos con frutos secos como los piñones, las almendras, las avellanas, el pistacho, etc. Al igual que los huesos de santo, su origen se asocia a la época árabe.

De panellets, empiñonados y almendrados se venderán en Madrid cerca de 7.000 kilos, además de otros 7.000 kilos de productos específicos para la celebración de Halloween, también de más reciente implantación en toda España.

Resumen
Buñuelos, huesos, panellets, empiñonados, almendrados… los dulces de Todos los Santos
Título
Buñuelos, huesos, panellets, empiñonados, almendrados… los dulces de Todos los Santos
Descripción
Como cada año, el próximo 1 de noviembre se celebrará la tradicional festividad de Todos los Santos. Y también como cada año, desde hace siglos, se mantendrá en Madrid la costumbre de consumir y regalar una serie de ricos dulces típicos de esta temporada otoñal.
Autor