Gastronomía Responsable

Gastronomía local, comercio justo, productos locales, alimentación ecológica, consumo responsable, slow food, sostenibilidad y cultura culinaria.

Más de 100 millones de alimentos incluyen ya la etiqueta antidesperdicio ‘Mira, Huele, Prueba’

Más de 100 millones de alimentos incluyen ya la etiqueta antidesperdicio ‘Mira, Huele, Prueba’

A finales del pasado año comenzó a verse en los supermercados la etiqueta ‘Mira, Huele, Prueba’, un distintivo que se incorpora a los envases de productos que cuentan con fecha de consumo preferente para recordar a los consumidores que, una vez vencida esa fecha, pueden utilizar un truco tan sencillo como sus propios sentidos para saber si esos productos siguen siendo aptos para consumo y así evitar un desperdicio innecesario.
Un dispositivo que permite devolver al mar la captura incidental de especies vulnerables

Un dispositivo que permite devolver al mar la captura incidental de especies vulnerables

En los últimos años la flota atunera ha estado trabajando en múltiples iniciativas para reducir impactos sobre el medio marino. Y aunque la pesca de cerco atunera genera un porcentaje bajo de pesca incidental —entre el 1 % y el 2 %—, sigue siendo importante intentar proteger las especies marinas, sobre todo las más vulnerables como pueden ser los tiburones y mantarrayas.
La hostelería y Acción contra el Hambre, unidos para recaudar fondos a favor de Ucrania - Foto Gonzalo Höhr

La hostelería y Acción contra el Hambre, unidas para recaudar fondos a favor de Ucrania

Hostelería de España —la organización empresarial que representa a los restaurantes, bares, cafeterías y pubs de todo el país— y todas las asociaciones que la integran, a través de sus 315.000 establecimientos, se une a la organización humanitaria internacional Acción contra el Hambre para recaudar fondos frente a la crisis provocada por el conflicto de Ucrania.
Una cápsula de café compostable y biodegradable en el mar

Una cápsula de café compostable y biodegradable en el mar

El café en cápsulas es una tendencia al alza, tanto a nivel nacional como europeo, donde ya representa casi la cuarta parte (23 %) del consumo de café en los hogares. Sin embargo, el sistema implica una compleja gestión de residuos porque, además de su pequeño tamaño, suelen contener plástico, aluminio y restos orgánicos que dificultan su proceso de reciclaje y suponen un importante impacto ambiental.