Parece que el origen de las torrijas es europeo, una elaboración que figura en la cocina tradicional de muchos países con diferentes denominaciones. Pero de lo que no cabe duda es que en el caso de España se han convertido en el postre o, simplemente dulce, más asociado a las fechas de Semana Santa.

Una preparación para la que cada familia tiene sus trucos, manías y preferencias —con leche, con vino, azúcar normal, azúcar glass, miel…— y que la tradición recoge que se hagan a partir de restos de pan duro.

Sin embargo, desde la marca de levadura Levanova aseguran que “si elaboramos nuestro propio pan, conseguiremos que las torrijas resultantes tengan muchísimo más sabor”, para cual han querido ofrecer una serie de claves, sin ninguna dificultad, para elaborar unas estupendas torrijas con pan casero.

Claves para preparar torrijas con pan casero

Ingredientes: 500 g de harina de fuerza de trigo | 220 ml de leche entera | 25 g de levadura fresca Levanova | 10 g de sal | 80 g de azúcar | 2 huevos

  • En primer lugar, templamos un poco la leche al fuego o microondas. Cuando esté, en un bol grande incorporamos todos los ingredientes, y los mezclamos hasta que queden bien integrados como una sola bola.
  • Amasamos bien durante unos cinco minutos hasta que obtengamos una masa de textura fina y lisa. La dejamos reposar en un bol tapada con un paño limpio durante una hora aproximadamente, para que fermente.
  • Colocamos la masa sobre la encimera y dividimos en dos porciones del mismo tamaño. Le damos forma de barra a cada porción y las colocamos en la bandeja del horno con suficiente espacio entre ellas, pues volverán a aumentar su tamaño. Tapamos y dejamos que reposen de nuevo aproximadamente una hora.
  • Precalentamos el horno a 200 ºC. Mientras pintamos las barras de masa con huevo batido para que cuando los metamos en el horno tomen un color dorado. Seguidamente, horneamos durante unos 20 o 25 minutos a 160 ºC.
  • Cuando comiencen a tomar un color dorado, ya estarán listas las barras de pan. Las sacamos del horno, dejamos enfriar, y esperamos un día para que el pan endurezca.
  • Al día siguiente preparamos el almíbar con el que cubrir las torrijas poniendo un cazo a fuego medio y echando 100 g de agua y otros 100 g de azúcar. Cuando alcance punto de ebullición, retiramos y listo.
  • Cortamos las barras en rebanadas, las rehogamos en leche infusionada con una ramita de canela y piel de naranja y las bañamos en huevo batido.
  • Finalmente las freímos en aceite, retiramos y cubrimos con el almíbar.
Resumen
Claves para preparar unas estupendas torrijas con pan casero
Título
Claves para preparar unas estupendas torrijas con pan casero
Descripción
Parece que el origen de las torrijas es europeo, y que figuran en la cocina tradicional de muchos países con diferentes denominaciones. Pero de lo que no cabe duda es que en el caso de España se han convertido en el dulce más asociado a las fechas de Semana Santa.
Autor