Las importaciones de vino en China, que ya venían reduciéndose desde 2018, se han desplomado en el primer semestre de 20120 con la crisis del COVID-19, desplomándose por encima del 30 % y afectando a todas las categorías: envasados, espumosos, graneles y bag-in-box.

Es la principal conclusión que se extrae de un reciente informe publicado por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv) con la colaboración con la Organización Interprofesional del Vino de España, a partir de datos de la Aduana china analizados por el propio Observatorio, que indica que este mercado redujo algo más del 30 % sus importaciones de vino durante el primer semestre de 2020, hasta los 215 millones de litros y los 710 millones de euros, a un precio medio que subió un 2 % hasta los 3,30 euros.

Una reducción de importaciones que se produce en todas las categorías de vino, tanto en términos de valor como de volumen, con fuerte bajada de precios para graneles y bag-in-box y ligeras subidas para envasados y espumosos. El vino envasado (no espumoso) lideró claramente las compras con el 72 % del volumen y el 90 % del valor total, seguido del granel, que fue el que más cayó en términos relativos.

China. Importaciones por países

Por países, once de los doce principales proveedores registraron fortísimas pérdidas respecto al primer semestre de 2020, en valor y volumen. La excepción es Argentina, que ha pasado de apenas tener peso en el mercado chino con 2,37 millones de litros, a situarse como quinto proveedor con casi 18 millones, lo que supone un incremento del 655 % en volumen, aunque el enorme desarrollo del granel, a un precio bajísimo, explica que en valor solo crezca un 25 %, situándose como sexto vendedor, pero muy lejos aún de los cinco primeros.

En volumen, Chile pasa de primer a tercer proveedor al perder un 52 % de sus ventas a China, siendo superado por Australia (-27 %) y Francia (-32 %). Australia (-21 %) y Francia (- 37 %) repiten como primeros vendedores en valor, seguidos de lejos por Chile (-42 %), cuyo precio fue muy inferior al de sus dos principales competidores.

El vino español se mantiene con el cuarto más importado, con 21,3 millones de litros (-33 %), mientras que es el quinto en el ranking de valor con 350 millones de yuanes (-29 %), a un precio medio un 5,7 % superior.

Por tipo de vino

Y, finalmente, por tipo de vino, todos registraron fuertes pérdidas en valor y volumen respecto a la primera mitad de 2019 en un mercado claramente liderado por el vino envasado no espumoso, con más del 70 % del volumen y el 90 % del valor total. En esta categoría, los doce principales proveedores registraron fortísimas caídas, mientras que, para el conjunto de vinos, solo Argentina se salva del desplome global, gracias al exponencial aumento de sus ventas a granel. También encontramos buenas noticas por países en otras categorías, como es el caso de España en espumosos, que creció a muy buen ritmo ante la importante pérdida de Italia y Francia. En bag-in-box destaca el extraordinario aumento de Australia.

Resumen
En el primer semestre China redujo más del 30 % sus importaciones de vino
Título
En el primer semestre China redujo más del 30 % sus importaciones de vino
Descripción
Las importaciones de vino en China, que ya venían reduciéndose desde 2018, se han desplomado en el primer semestre de 20120 con la crisis del COVID-19, desplomándose por encima del 30 % y afectando a todas las categorías: envasados, espumosos, graneles y bag-in-box.
Autor