La Denominación de Origen Ribera del Duero ha  creado una agencia de viajes, Vinum Terra, una compañía especializada en enoturismo que además de comercializar los paquetes turísticos relacionados con esta zona geográfica, ofrecerá servicios especializados de consultoría de comunicación dirigidos a la promoción comercial de las bodegas. Vinum Terra , con sede en  Aranda de […]

La Denominación de Origen Ribera del Duero ha  creado una agencia de viajes, Vinum Terra, una compañía especializada en enoturismo que además de comercializar los paquetes turísticos relacionados con esta zona geográfica, ofrecerá servicios especializados de consultoría de comunicación dirigidos a la promoción comercial de las bodegas.

Vinum Terra , con sede en  Aranda de Duero (Burgos), aunará la extensa variedad de recursos turísticos de la zona procedentes tanto de iniciativas públicas como  privadas, de modo que los paquetes ofrecidos por bodegas, hoteles, restaurantes, museos y spas cuenten con una línea comercial  única y coherente, con un calidad garantizada.

Colaboración con grupos trísticos internacionales

Una oferta destinada no solo a particulares sino también a cualquier empresa o institución nacional e internacional que desee celebrar actos como convenciones, congresos, encuentros o viajes de incentivos en el entorno de la Ribera del Duero, para lo cual la nueva agencia cuenta con la colaboración -en calidad de socio en franquicia- de un conocido grupo internacional que dispone de más de 300 agencias en diversos países, especialmente en Brasil, México y Portugal, sin descartar la posibilidad de llegar a otros acuerdos con agencias de viajes de países interesados en servicios de enoturismo en España, como es el caso de Estados Unidos, Alemania, Irlanda, Inglaterra o Canadá.

Uno de los responsables de Vinum Terra, Enrique San Juan, comentaba a este respecto: «La realidad en la Ribera del Duero nos ha llevado a poner en marcha este proyecto, ya que son los propios agentes turísticos los que están demandando una agencia local que se encargue de articular el gran potencial que tiene la zona vitivinícola».

San Juan añadía que «todas las iniciativas ponen de relieve que el enoturismo es una alternativa vacacional y de desarrollo económico que queremos aprovechar diseñando paquetes turísticos a medida, sacando el mayor partido a los recursos naturales, al patrimonio cultural y artístico, a la gastronomía y a las infraestructuras turísticas de la zona».