Las ventas de hamburguesas frescas y congeladas cayeron un 35% en el Reino Unido en comparación con el mismo período del año pasado, según se desprende de los datos de Kantar Worldpanel, ofrecidos por Eblex, la Organización del Sector del Ovino y Vacuno en Inglaterra.   Los platos preparados refrigerados y congelados también bajaron, probablemente […]

Las ventas de hamburguesas frescas y congeladas cayeron un 35% en el Reino Unido en comparación con el mismo período del año pasado, según se desprende de los datos de Kantar Worldpanel, ofrecidos por Eblex, la Organización del Sector del Ovino y Vacuno en Inglaterra.

 

Los platos preparados refrigerados y congelados también bajaron, probablemente como resultado del escándalo de la carne carne de caballo, si bien es difícil evaluar qué parte de la variación del consumo puede ser atribuida a las preocupaciones de los consumidores en torno a las investigaciones o la cantidad de productos retirados por algunos distribuidores.

La carne, sin embargo, se mantiene fuerte

Sin embargo, las ventas de carne fresca y congelada se han mantenido estables en el Reino Unido, aumentando el valor de las compras en las últimas cuatro semanas un 2% y habiéndose producido únicamente un 1% de caída en los volúmenes, según las últimas cifras de venta al por menor.

Los datos de Kantar Worldpanel a las cuatro semanas previas al 17 de febrero revela un 14% de crecimiento en el volumen de ventas de filetes y carne picada, con un aumento del 8% y 6% respectivamente en ambas categorías y con un 9% de aumento del número de hogares que compran estos productos.

{jathumbnail off}