El madrileño Mercado de San Ildefonso va a destinar uno de sus puestos, de los dieciocho existentes en total, al fenómeno gastronómico pop-up, basado en la unión de fugacidad y creatividad.

El nuevo espacio pop-up, ubicado en la planta baja del Mercado, va dirigido a todos aquellos emprendedores o profesionales consagrados que quieran impulsar nuevos productos, ideas gourmet o novedades gastronómicas.

Una propuesta que conecta con la filosofía del Mercado de San Ildefonso de movimiento gourmet. Desde que abriera sus puertas, hace más de año y medio, el street food market madrileño ha buscado que este espacio sea una continuación de las tendencias y la vida que se respiran en la cosmopolita Fuencarral donde se ubica.

Oportunidad para emprendedores

Así, con este nuevo espacio, el Mercado experimentará un cambio constante, haciendo que cada día sea irrepetible. De esta manera se ofrece también la oportunidad a emprendedores de probar durante un tiempo determinado la experiencia de tener un negocio y comprobar si podría funcionar, o a productores y chefs la aceptación de un producto o una idea.

Las propuestas pop-up aparecerán y desaparecerán sin previo aviso, pudiendo durar horas, días o semanas. Un espacio cambiante dedicado al lanzamiento de nuevos productos, muestras de productos regionales y de temporada, degustaciones gastronómicas de la mano de los mejores cocineros nacionales e internacionales, fusión de diferentes conceptos gastronómicos… Un puesto en el que siempre ocurrirá algo nuevo y que no dejará indiferente a nadie.

En este nuevo puesto se ofrecerán propuestas culinarias muy habituales en el Mercado. En la primera planta se encuentran tacos mexicanos, hamburguesas y, en breve, pizzas artesanales. En la planta superior, destacan los frutos del mar, los sushis, las mil maneras de tomar un huevo, el ‘pescaíto’ frito al estilo andaluz, las tapas más originales y sorprendentes, la más amplia variedad de brochetas, la mejor selección de vinos, las carnes más sabrosas, las conservas Premium, el tradicional ceviche peruano, los cafés y crêpes más internacionales, los ibéricos…

Con más de 700 metros cuadrados distribuidos en tres plantas, el madrileño Mercado de San Ildefonso alberga dieciocho puestos temáticos con una estética 100% urbana, tres barras de servicio —una por planta—, mesas altas corridas y dos terrazas. La principal está recubierta por una gradería de madera que traslada al visitante a cualquiera de las plazas que se pueden encontrar en el barrio de Malasaña, donde se alberga el Mercado. La segunda es un pequeño rincón lleno de vegetación que nos sitúa en un parquecillo urbano.

Resumen
Título
El Mercado de San Ildefonso estrena un pop-up para emprendedores
Descripción
El madrileño Mercado de San Ildefonso va a destinar uno de sus puestos, de los dieciocho existentes en total, al fenómeno gastronómico pop-up, basado en la unión de fugacidad y creatividad.
Autor