Una de las novedades que acaban de incorporarse a las tendencias gastronómicas nacionales es el pan compuesto de diversos cereales y frutos secos, alimentos que siempre han pertenecido a la dieta mediterránea y que ahora vuelven a tener protagonismo en la sociedad española.

Y es que, sobre todo a raíz de la publicación de una serie de estudios científicos que desmienten algunos de los mitos negativos que en los últimos años han estado rodeando al pan, ahora, este alimento se ha puesto de moda hasta el punto de posicionarse dentro de las pautas alimentarias diarias de los españoles.

En este sentido, el hecho de haber desvelado científicamente los numerosos beneficios que aporta el pan ha dado lugar a nuevas formas de consumo y, una de ellas es la tendencia que muchas panaderías han empezado a seguir, ofreciendo entre sus productos pan elaborado con diferentes tipos de cereales y frutos secos.

Aliados con la salud cardiovascular

La dieta mediterránea se ha posicionado, definitivamente, como un elemento muy valioso dentro de nuestra cultura y como un modelo de alimentación idóneo para prevenir riesgos cardiovasculares. Dentro de este patrón alimentario el pan, los cereales y los frutos secos son, entre otros, sus principales protagonistas.

Según el estudio Evaluación del impacto del consumo de pan, tanto integral como blanco, en una población de edad avanzada con alto riesgo cardiovascular: una aproximación metabolómica, del Dr. Rafael Llorach, un consumo diario de pan y cereales está asociado a bajas concentraciones de colesterol, menor índice de masa corporal y una fuente esencial de hidratos de carbono, proteínas, fibra, tiamina, hierro, potasio y magnesio entre otros micronutrientes.

Además, de acuerdo al estudio Predimed (Prevención Primaria de la Enfermedad Cardiovascular con la Dieta Mediterránea), comer un puñadito de frutos secos al día disminuye un 10% el colesterol malo y no varía el bueno, mientras que los triglicéridos también bajan, reduciendo así el riesgo cardiovascular.

“Es importante disfrutar de las nuevas corrientes que impulsan la gastronomía como son las nuevas variedades de pan de cereales y frutos secos que, tanto juntos como por separado, son alimentos saciantes, carentes de grasas y con múltiples nutrientes”, comentan desde Pan Cada Día, una iniciativa que nace con el objetivo de promover el conocimiento de un alimento que ha acompañado al hombre a lo largo de su historia: el pan y los cereales.

Resumen
Título
Pan de cereales y frutos secos, sano y mediterráneo
Descripción
Pan de cereales y frutos secos, alimentos que siempre han pertenecido a la dieta mediterránea y que ahora vuelven a tener protagonismo en la sociedad española.
Autor