El modelo de negocio de la comida a domicilio por Internet en el mercado español se ha convertido en una de las principales opciones para muchos restaurantes españoles, que ven en la nueva fórmula una posibilidad de salir de la crisis, una buena oportunidad para lograr mantenerse o, incluso, crecer e incrementar su clientela. Al […]

El modelo de negocio de la comida a domicilio por Internet en el mercado español se ha convertido en una de las principales opciones para muchos restaurantes españoles, que ven en la nueva fórmula una posibilidad de salir de la crisis, una buena oportunidad para lograr mantenerse o, incluso, crecer e incrementar su clientela.

Al menos así lo afirman los datos que recoge el Barómetro 2013 de Just Eat, una plataforma de comida online que actualmente dispone de alrededor de 2.000 restaurantes asociados, repartidos a lo largo de más de 35 ciudades diferentes.

Entre las ventajas que los establecimientos encuentran en este tipo de ‘solución’ destacan: abrir una nueva línea de negocio adicional a la ya existente; un nuevo canal de venta (según el Ministerio de Industria el mercado español de comercio electrónico creció un 19,8% en 2011); la posibilidad de llegar a miles de usuarios; o disponer de una plataforma segura e intuitiva en la que dar a conocer sus platos.

¿Quienes piden comida online?

En cuanto al perfil del usuario, el estudio lo sitúa como personas entre 18 y 45 años (95%), que viven solos o en pareja en grandes ciudades o en capitales de provincia (59%), trabajan (77%) y realizan compras online de forma habitual, siendo más mujeres que hombres (51% y 49% respectivamente).

Por fechas, el domingo sería el día de la semana en el que más pedidos de comida a domicilio se registran (a la hora de la cena se demandan el 72% de los pedidos), con un gasto medio del pedido de 22€.

La comida china, la italiana y la turca siguen siendo los tipos de comida más demandados por los españoles según este estudio, que además destaca especialmente el incremento que ha vivido en este último año la cocina japonesa, que ha pasado de representar el 7% de los pedidos de comida a domicilio a más del 11%.


{jathumbnail off}