El kiwi, una fruta que en la actualidad se encuentra ya disponible para cualquiera, prácticamente en cualquier parte del mundo y durante todo el año, es un alimento que ofrece un excelente aporte de vitaminas, especialmente durante los meses de invierno, y resulta un refrescante alimento en la época veraniega.

Refrescante, jugoso y con un sabor ligeramente ácido, aporta las vitaminas y minerales necesarios ya sea solo o combinado con otras frutas u hortalizas, ya que permite, también, preparar batidos sanos y sabrosos. Además, ayuda a limpiar el paladar cuando acompaña platos grasos, como pescado azul y carnes, con los que combina muy bien. Es perfecto como contraste en ensaladas con vegetales de sabor amargo, como la rúcula o las endivias, o para dar un toque especial a los platos, con posibilidades como añadir unos dados de kiwi en un sándwich, unas rodajas para acompañar una receta de pollo, servir un pescado al horno con una salsa de crema de kiwi con hierbas frescas…

Un alimento sano y nutritivo que combina en elaboraciones tan sabrosas como este Carpaccio de buey con chutney de kiwi Zespri Sungold, una receta ofrecida por Zespri Kiwifruit, una compañía propiedad de 2.500 productores de kiwi en Nueva Zelanda y dirigida a modo de cooperativa, que en la actualidad es el mayor comercializador de kiwis del mundo.

Carpaccio de buey con chutney de kiwi y parmesano

INGREDIENTES

  • 300 g de solomillo de buey
  • 30 g de queso parmesano
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal en escamas
  • Brotes de sisho verde y morado

Para el chutney

  • 150 g de kiwis Zespri SunGold pelados
  • 50 g de chalotas peladas
  • 20 g de aceite de oliva virgen extra
  • 3 g de jengibre fresco rallado
  • 30 g de azúcar
  • 15 g de vinagre de manzana
  • Sal y pimienta

ELABORACIÓN

Con antelación, envolvemos el solomillo con papel film, presionando los bordes sobrantes y girando hacia delante para tensionar el paquete, dándole forma de caramelo gigante, confirmando que la carne se presiona y se comprime hasta formar un rulo de tamaño y forma homogénea. Congelamos el rulo de carne.

Mientas tanto, preparamos el chutney. En una sartén alta calentamos el aceite de oliva, añadimos las chalotas picadas muy finas, y cocinamos a fuego bajo hasta que se doren. Añadimos el jengibre y los kiwis cortados en trozos grandes, junto con el azúcar, y cocinamoc hasta conseguir una compota firme y evitando que se queme en el fondo del cazo. Es el momento de agregar el vinagre y salpimentar, dejar cocer un minuto y apagar. Dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Unos 20 minutos antes de terminar el plato, sacamos el solomillo del congelador, retiramos el papel film y laminamos finamente con ayuda de un buen cuchillo afilado.

Disponemos la carne sobre un plato plano amplio, desmenuzamos sobre ella el queso parmesano con ayuda de un pelador de fruta, obteniendo lascas finas, salpimentamos la superficie, añadimos unos puntos de chutney y terminamos el plato decorando con hojas de sisho.

Carpaccio de buey con chutney de kiwi y parmesano
81%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%
Resumen
recipe image
Nombre receta
Carpaccio de buey con chutney de kiwi y parmesano
Publicado el...
Calificación
51star1star1star1star1star Based on 1 Review(s)