El estudio ‘Los Sectores de la Hostelería en 2011’ que lleva a cabo anualmente Manuel Figuerola, asesor de la Federación Española de Hostelería, FEHR, muestra que en 2011 el sector de la hostelería contabilizó 358.416 establecimientos que dieron empleo a 1.391.950 trabajadores y facturaron 121.666 millones de euros en ese año, lo que supone el […]

El estudio ‘Los Sectores de la Hostelería en 2011’ que lleva a cabo anualmente Manuel Figuerola, asesor de la Federación Española de Hostelería, FEHR, muestra que en 2011 el sector de la hostelería contabilizó 358.416 establecimientos que dieron empleo a 1.391.950 trabajadores y facturaron 121.666 millones de euros en ese año, lo que supone el 7% del PIB nacional.

Mediante este estudio se lleva a cabo una interesante aproximación a la realidad económica de este sector de vital importancia para la economía nacional por su magnitud en términos de facturación, generación de empleo, sostenimiento de tejido empresarial y aportación al PIB nacional.

Bares: el sector más importante y el más castigado por la crisis

Cerca del 90% del total de establecimientos corresponde a restauración (restaurantes, cafeterías, bares y empresas de colectividades) y representa el 6% del PIB nacional. Dentro de este subsector, los bares son los más numerosos con 222.840 establecimientos registrados.

Sólo este grupo, que representa el 46% del total de la producción del sector de la hostelería, tuvo una facturación el año pasado de 53.658 millones de euros y dentro del subsector de la restauración fue el único que sufrió un descenso tanto en número de establecimientos como en su cifra de negocios, de un 7% y un 1,4%, respectivamente.

Restaurantes: crecimiento ralentizado

El segundo grupo en importancia por su volumen, con 88.009 locales, es el de los restaurantes que, aunque ha crecido, en los últimos años han ralentizado su tasa de aumento. En 2011 se facturaron 24.725 millones de euros, lo que supone un 3,9% más que el año anterior.

Cafeterías: mayor capacidad de adaptación

Esa misma evolución tuvieron las cafeterías, que representan el 13% de la facturación de la restauración, con 15.505 millones de euros, y contabilizaron 17.675 locales. Este grupo ha crecido de forma similar al de restaurantes, debido al mayor poder de adaptación de estos establecimientos al modo actual de vida, prestando un servicio rápido que se identifica con la menor pérdida de tiempo en las horas dedicadas a las comidas.

Hoteles: decisivos para el desarrollo turístico

Por su parte, los hoteles, aunque sólo representan el 13% de la producción, son también de gran importancia para el turismo y el desarrollo de la economía de nuestro país. Y su influencia se manifiesta como un factor decisivo y trascendente del desarrollo turístico que se ha producido en los últimos cuarenta años. En 2011 se registraron 16.980 establecimientos hoteleros que facturaron 17.427 millones de euros, un 7% más que el año anterior.

Grandes colectividades: el sector con mayor crecimiento

Por último, el grupo de colectividades representa el 8%, con 10.351 millones facturados y 12.912 establecimientos. Con un crecimiento de un 3,9% en ambos casos, este subsector de comedores colectivos y provisión de comidas preparadas, fue el que más creció en el último año.

Empleo en el sector

El número total de empleados en el conjunto del sector de la hostelería se acerca al millón cuatrocientas mil personas, concretamente 1.391.950 trabajadores estuvieron empleados en 2011. La mayor parte de ellos, 1.032.300, corresponden a los establecimientos de restauración y los 359.650 restantes al alojamiento turístico.

Estos dos subsectores han seguido una evolución diferente a lo largo de 2011. En los establecimientos de restauración, el número de ocupados se redujo un 1,5%, mientras que la evolución en alojamiento fue más favorable, favorecida por la buena marcha del turismo internacional, produciéndose un avance positivo de cerca de un 12%.

Según los últimos datos de la EPA, correspondientes al tercer trimestre de 2012, los establecimientos de restaurantes, bares y hoteles han perdido en el tercer trimestre 55.300 trabajadores ocupados. Esto significa un descenso del 3,7% respecto al mismo período de 2011 hasta 1.429.700 personas. La mayor parte del descenso corresponde al subsector del alojamiento donde entre los meses de julio y septiembre se perdieron 52.400 empleos, lo que supone una caída del 12,6% respecto al año anterior, hasta 364.500 personas. Esta caída se produce a pesar de la buena evolución del turismo internacional, que no ha podido compensar la debilidad que se viene mostrando por el turismo interno.

En los restaurantes y bares el empleo prácticamente se mantuvo, al igual que sucedía el trimestre anterior, con un ligero descenso del 0,3% hasta 1.065.200 trabajadores.
Comparando con los datos del trimestre anterior la evolución ha sido similar a la que se producía en años anteriores por ser estos meses los principales de la temporada alta del verano.

En el conjunto de la hostelería hubo 45.200 trabajadores más que en los tres meses precedentes. De ellos los establecimientos de alojamiento contaron con 29.100 personas más, con un incremento del 8,7% respecto al trimestre anterior, mientras que los 16.100 restantes pertenecen a restauración, un 1,5% más.

Artículos relacionados

55.000 trabajadores menos en hostelería

El otoño comienza con 39.000 trabajadores menos en hostelería

Los hoteles reducen sus precios

{jathumbnail off}