Una de las primeras vendimias de Europa comenzó ayer miércoles, 8 de agosto, en la Axarquía de Málaga, en la Denominación de Origen de Málaga y Sierras de Málaga, famosas internacionalmente por sus moscateles dulces. Se trata de unos de los viñedos situados más al sur de Europa y la vendimia es enormemente singular, lo […]

Una de las primeras vendimias de Europa comenzó ayer miércoles, 8 de agosto, en la Axarquía de Málaga, en la Denominación de Origen de Málaga y Sierras de Málaga, famosas internacionalmente por sus moscateles dulces. Se trata de unos de los viñedos situados más al sur de Europa y la vendimia es enormemente singular, lo que genera visitas de expertos y aficionados de todo el mundo.

La peculiaridad que hace única la vendimia de la Axaquía en todo el mundo es la extremada pendiente de las laderas donde se extienden los viñedos, algunas de hasta el 60%, una circunstancia que dificulta enormemente la recogida, que debe de realizarse totalmente a mano y en algunos casos utilizando mulas para transportar las pequeñas cajas donde se almacenan las uvas, de modo que no sufran ningún daño.

La vendimia se organiza por fincas, todas de muy pequeñas dimensiones, según su altitud y orientación al norte o al sur, siempre en función del grado de maduración perfecto de las uvas.

Los viñedos de la Almáchar, en la Axarquía, están situados entre las montañas y el mar, al pie de las Sierras de Almijara y de Tejeda, con el pico de La Maroma coronando el paisaje. En este extraordinario entorno, las bodegas del Grupo Jorge Ordóñez trabajarán durante las 24 horas del día del próximo mes para que todo resulte impecable.

{jathumbnail off}