El Reino Unido mantuvo relativamente estables sus importaciones de vino en el primer trimestre de 2016 y continúa como segundo mercado mundial. Pero, tras el referéndum sobre el Brexit, ¿afectará en los próximos años al vino español su salida de la Unión Europea?

Un tema de interés para todo el sector vitivinícola español que ha motivado que en la última reunión del Patronato del Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv), celebrada ayer martes, se debatieran los posibles efectos del Brexit sobre la situación competitiva de los vinos españoles en el mercado británico en comparación con sus competidores.

Entre las principales conclusiones, el OeMv distingue tres tipos de posibles efectos del Brexit sobre las ventas de vino español a este mercado:

  • Efectos monetarios: la incertidumbre generada por una decisión de tanta trascendencia, y realmente no esperada, es normal que provoque fluctuaciones tanto del tipo de cambio como de los principales mercados financieros. Pero gran parte de estos efectos, salvo quizás el de la depreciación de la Libra, pueden ser coyunturales. Los “fundamentales” de la economía llevan las cosas a su sitio pasados los primeros efectos psicológicos y más especulativos.
  • Efectos comerciales: no parece probable que un país tradicionalmente librecambista como Reino Unido y muy necesitado de materias primas, y todo tipo de alimentos de fuera, tenga tentaciones de imponer nuevas trabas comerciales. Tampoco para el vino. Ni la protección de sus productos locales ha sido la causa del Brexit, ni la historia lleva a pensar que eso pudiera ocurrir. En este sentido, el OeMv no prevé, por lo tanto, ni nuevos aranceles, ni trabas no arancelarias a los productos europeos; bien al contrario, en el interés de las autoridades británicas que negocien la salida debe estar mantener el máximo del libre comercio existente con la UE. Ni siquiera como posible represalia a potenciales trabas europeas a los productos británicos —tampoco previsibles— entiende el Observatorio que podrían darse estos nuevos problemas.
  • Efectos económicos y fiscales: más riesgo para los vinos españoles tienen los posibles efectos económicos que incidan sobre la capacidad de consumo de los británicos y los posibles efectos fiscales que encarezcan, en su caso, ciertos productos. El propio Primer Ministro saliente, como muchos otros partidarios del “remain”, ya anunció que la salida tendría un importante coste económico sobre Reino Unido y sus ciudadanos, y ese empobrecimiento relativo puede derivar en menor consumo por parte de los ciudadanos británicos y una mayor hacia productos más económicos y más descuentos.

En definitiva —concluye en su informe el Observatorio Español del Mercado del Vino— el mercado británico es un mercado de extraordinaria importancia para los vinos españoles y, en especial y pese al crecimiento reciente de vinos más económicos, el de mayor importancia para los envasados con DOP, cavas y vinos generosos de nuestro país. Cualquier deterioro en las ventas tendría especial incidencia en estos tipos de vinos y repercusión especial en las Comunidades de La Rioja, País Vasco, Cataluña, Andalucía y Castilla‐La Mancha, aunque para todos nuestros vinos y para todas nuestras comunidades y regiones resulta un mercado esencial.

El OeMv confía, sin embargo, en que las repercusiones del Brexit no sean particularmente grandes para las ventas de vino español y, salvo los riesgos de deterioro de la Libra Esterlina y los potenciales descensos en consumo o hipotéticas subidas de impuestos, el mercado debería seguir creciendo, aunque es uno de los mercados considerados “maduros” dentro del panorama mundial.

Resumen
Título
Los posibles efectos del Brexit sobre el sector del vino español
Descripción
Tras el referéndum sobre el Brexit, ¿afectará en los próximos años al vino español su salida de la Unión Europea?
Autor