El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte ha comenzado a certificar las primeras cerezas de la variedad Navalinda, las únicas de esta zona geográfica que tienen pedúnculo y que se encontrarán disponibles en el mercado a lo largo de las próximas semanas. La campaña de este año —que está sufriendo […]

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte ha comenzado a certificar las primeras cerezas de la variedad Navalinda, las únicas de esta zona geográfica que tienen pedúnculo y que se encontrarán disponibles en el mercado a lo largo de las próximas semanas.

La campaña de este año —que está sufriendo un retraso de alrededor de quince días debido a los problemas climatológicos— contará con una producción más baja, entre un 25 y un 30 por ciento inferior a la del ejercicio anterior, aunque según las previsiones del Consejo Regulador, su calidad será ‘muy buena’.

En el Valle del Jerte el cultivo de las cerezas se lleva a cabo de una manera natural, tradicional y sin aditivos, lo que hace que las cerezas y picotas tengan un sabor único y un altísimo contenido en vitaminas, oligoelementos y flavonoides. Tras una cuidadosa selección a pie de árbol, de acuerdo a un riguroso control de calidad, sólo las mejores se identifican con el sello de la Denominación de Origen Cereza del Jerte. 

¿Cereza o picota?

Existen muchos tipos diferentes de cereza, aunque la variedad principal en la zona del Jerte es la cereza sin rabito llamada picota que llega a partir de la primera quincena de junio y se podrá encontrar en los mercados hasta la primera semana de agosto.

 

Artículos relacionados

Un verano con sabor a cerezas

Concurso de microrrelatos sobre la cereza del Jerte

La periodista Raquel Sánchez Silva, premio Picota del Jerte 2013

Comienza la primavera, florecen los cerezos en el Valle del Jerte

Llegan las primeras Cerezas del Jerte

Cereza del Jerte convoca su II Concurso de Relatos

Flores que anuncian las mejores cerezas del mundo

Extremadura: Hospedarse en una Hospedería

Las Cerezas del Jerte superan las dificultades climatológicas

Premian la cereza ‘más gorda’ del Valle del Jerte


{jathumbnail off}