La Denominación de Origen gallega Rías Baixas lanza al mercado su primer vino espumoso. A mediados de noviembre, el panel de cata del Consejo Regulador realizó la primera cata de dos muestras de “Rías Baixas Espumoso”, que la semana pasada obtuvieron la contraetiqueta del Consejo Regulador. En total siete bodegas adscritas a este Consejo Regulador […]

La Denominación de Origen gallega Rías Baixas lanza al mercado su primer vino espumoso. A mediados de noviembre, el panel de cata del Consejo Regulador realizó la primera cata de dos muestras de “Rías Baixas Espumoso”, que la semana pasada obtuvieron la contraetiqueta del Consejo Regulador.

En total siete bodegas adscritas a este Consejo Regulador proyectan sacar al mercado este nuevo vino, una de las cuales maneja la posibilidad de comercializar dos marcas, un espumoso blanco y otro tinto.

En opinión del director del departamento técnico del Consejo, Agustín Lago,  «las diferencias con respecto a otros espumosos del mercado están en la tipicidad propia de nuestros vinos, sobre todo marcado por la variedad albariño, así como los niveles de graduación que están medio punto por encima que otros espumosos como el cava”, añadiendo que “partimos de unas variedades con gran potencial, pero estamos al principio del camino, tenemos que buscar un hueco para este producto y no olvidarnos de que hay mucho terreno por recorrer y que el consumidor tiene mucho que decir”.

Variedades y tipos

La normativa aprobada por el Consejo Regulador sigue la ley general para vinos espumosos. De manera que admite variedades de todo tipo, las blancas como el albariño, pero también las tintas. Por tanto, la D.O. Rías Baixas acogerá espumosos blancos y tintos, que podrán ser elaborados con una variedad o con varias. En cuanto al método, será el tradicional de los espumosos, que requiere nueve meses de elaboración.

La etiqueta detallará el tipo, según el nivel de azúcar: brut nature (sin azúcar), extra brut, extraseco, seco, semiseco y dulce (que lleva más azúcar). La bodega no tiene la obligación de poner en la etiqueta ni el año ni las variedades de elaboración, que lógicamente son las autorizadas por la D.O. Rías Baixas.

{jathumbnail off}
.