Como ya es tradicional, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja ha seleccionado los llamados Vinos Institucionales, los vinos que utilizará en sus actos oficiales y que le representarán, nacional e internacionalmente, a lo largo del próximo año.

Para llegar a esta selección final, se han presentado a este concurso anual cerca de doscientas muestras de vinos, todas ellas de bodegas pertenecientes a la Denominación de Origen Calificada Rioja. La elección se ha realizado por el Comité de Cata del Consejo a través de una cata ciega donde se valora exclusivamente la calidad de los vinos que resultan ganadores del concurso.

Los siete vinos elegidos son una muestra representativa del amplio abanico de tipos y categorías que actualmente conforman la gama de vinos de la Denominación de Origen Calificada Rioja y se presentan vestidos con etiquetas del Consejo expresamente diseñadas para cada categoría.

Los Riojas institucionales

El resultado final de la selección en cada una de las categorías ha sido el siguiente:

  • VINO BLANCO JOVEN 2016: Barón de Ley, S.A. de Mendavia (Navarra).
  • VINO BLANCO FERMENTADO EN BARRICA 2016: Bodegas del Medievo, S.L. de Aldeanueva de Ebro (La Rioja).
  • VINO ROSADO JOVEN 2016: Bodegas y Viñedos Ilurce, S.A.T. de Alfaro (La Rioja).
  • VINO TINTO JOVEN 2016: Bodegas y Viñedos Solábal, S.A.T. de Ábalos (La Rioja).
  • VINO TINTO CRIANZA 2014: Bodegas Ramírez, S.L. de San Vicente de la Sonsierra (La Rioja).
  • VINO TINTO RESERVA 2013: El Coto de Rioja, S.A. de Oyón (Álava).
  • VINO TINTO GRAN RESERVA 2009: Bodegas Faustino, S.L. de Oyón (Álava).

Los vinos de Rioja están amparados por la Denominación de Origen más antigua de España. Cuando a finales del siglo XIX nace el Rioja moderno y se dota de identidad propia el nombre de un producto vinculado a su origen, surge la preocupación de los viticultores y elaboradores riojanos por buscar las máximas garantías de calidad y genuinidad para los vinos producidos en la región y por proteger su identidad de los “usurpadores y falsificadores”.

Esta inquietud culmina con el reconocimiento oficial el 6 de junio de 1925 de la Denominación de Origen Rioja, autorizándose la introducción en las etiquetas de vino de la palabra ‘RIOJA’ con el carácter de marca colectiva y creando una precinta especial. La base legal de esta medida tenía su precedente en la Ley de 1902 sobre la propiedad industrial, que en su título IX hablaba de las “indicaciones de procedencia”.

Por Real Decreto de 22 de octubre de 1926 se creó el primer organismo de control de la Denominación de Origen Rioja, un Consejo Regulador al que se encomendaba la misión de delimitar la zona de producción del Rioja, controlar la expedición de las “precintas de garantía” y recomendar las medidas legales a adoptar contra los usurpadores y falsificadores de la marca Rioja. Su reglamento fue aprobado en febrero de 1928.

Resumen
Título
Los Riojas que representarán a la Denominación en 2017
Descripción
El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja ha seleccionado los vinos que utilizará en sus actos institucionales y que le representarán a lo largo del próximo año.
Autor