El proyecto GALIAT 6+7, impulsado por seis empresas y siete grupos científicos continúa avanzando en los diferentes proyectos de investigación. El Grupo de Brassicas de la Misión Biológica de Galicia-CSIC, en colaboración con el Departamento de Farmacología de la Universidad de Santiago ha obtenido unos primeros resultados muy prometedores en los ensayos in vitro con […]

El proyecto GALIAT 6+7, impulsado por seis empresas y siete grupos científicos continúa avanzando en los diferentes proyectos de investigación. El Grupo de Brassicas de la Misión Biológica de Galicia-CSIC, en colaboración con el Departamento de Farmacología de la Universidad de Santiago ha obtenido unos primeros resultados muy prometedores en los ensayos in vitro con tres compuestos (isoticianatos) presentes en grelos y berzas.

Por una parte se ha comprobado que el enlatado es el proceso que mejor conserva en los grelos y berzas los compuestos fenólicos, que actúan como antioxidantes. La concentración de estos compuestos resulta beneficiosa para la salud ya que retrasa de forma natural el envejecimiento. También se ha analizado el procedimiento de congelado, envasado en cristal y al vacío.

La segunda vía de investigación se ha centrado en comprobar el potencial efecto antitumoral de los compuestos denominados isotiocianatos presentes de forma singular en los cultivos de brásicas y que, además, contribuyan a incrementar la eficacia de fármacos antitumorales.

Resultados prometedores

Los primeros resultados de los ensayos in vitro realizados en dos líneas celulares de cáncer de próstata han permitido constatar que existen resultados prometedores para dos compuestos isotiocianatos, puesto que inhibieron el crecimiento de las células cancerosas de manera dependiente de la dosis y, además, estas moléculas aumentaron la actividad de un fármaco antitumoral ampliamente utilizado en el tratamiento de este tipo de patología. La investigación se ha desarrollado en colaboración con el grupo del Dr. Freire del departamento de Farmacología de la Universidad de Santiago de Compostela.

Otra de las líneas de investigación ha girado en torno a determinar qué ciclo de cultivo es el más adecuado y qué momento de desarrollo de la planta es el idóneo para realizar la cosecha en campo con el fin de maximizar el contenido en compuestos nutricionales en grelos y berzas y conseguir un aporte eficaz en la dieta. Para ello se han realizado dos ensayos en campo en la parcela experimental de la MBG-CSIC, comprobando que las plantas adultas tienen un mayor rendimiento y una concentración más alta de compuestos bioactivos (vitaminas, glucosinolatos, fenólicos…). También se ha determinado que la cosecha primavera-verano es especialmente indicada para el cultivo de berza y la de otoño-invierno para la del grelo.

 

Más investigación alimentaria

Nuevo tapón que permite controlar el chorro de aceite

Sobre el zumo de naranja y el colesterol

Proyecto europeo para garantizar la conservación de la fruta

Cómo anticipar la cantidad y calidad del vino en un viñedo

Recuperadas tres variedades de olivos centenarios gallegos

Recuperando el melón tradicional

Identificada la variedad mono floral ‘miel de café’

Avances en la elaboración de leche artificial

¿Es del norte todo el Bonito del Norte?

Avances tecnológicos en la conservación del pescado


{jathumbnail off}