Mujer (95,5%), de 31,6 años, de nacionalidad española (94,3%), con estudios universitarios o equivalentes (51,1%) y con antecedentes personales psicológicos (60,2%). Además, a lo largo de su evolución se encuentra frecuentemente la presencia de conductas purgativas, ya sea en forma de vómitos (65%), uso de laxantes, diuréticos (80%) o pastillas para adelgazar (88%). Se trata […]

Mujer (95,5%), de 31,6 años, de nacionalidad española (94,3%), con estudios universitarios o equivalentes (51,1%) y con antecedentes personales psicológicos (60,2%). Además, a lo largo de su evolución se encuentra frecuentemente la presencia de conductas purgativas, ya sea en forma de vómitos (65%), uso de laxantes, diuréticos (80%) o pastillas para adelgazar (88%).

Se trata del perfil más común de los pacientes tratados en la Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria del Hospital Universitario Gregorio Marañón (Madrid), donde desde su inauguración, en 2008, se ha atendido a un total de 560 pacientes y se han realizado 18.000 intervenciones de distinto tipo relacionadas con este problema tan de actualidad.

Los diagnósticos clínicos más frecuentes en este tiempo de funcionamiento de la unidad han sido la bulimia nerviosa purgativa (34,1%); el trastorno de la conducta alimentaria no especificado, más conocido como trastorno por atracón (27,3%); la anorexia nerviosa de tipo compulsivo o purgativo (14,8%); la bulimia nerviosa no purgativa (13,6%) y la anorexia nerviosa de tipo restrictivo (10,2%).

Evaluación psicológica y psiquiátrica

 La Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria se creó hace cinco años como un dispositivo ambulatorio especializado para la atención a pacientes mayores de 18 años con anorexia, bulimia y otros trastornos relacionados con la alimentación, y también a sus familias. Entre las más de 18.000 intervenciones que los profesionales sanitarios han llevado a cabo en este tiempo, figuran la evaluación psicológica y psiquiátrica, diagnóstico diferencial, terapias individuales, terapias grupales de psicoeducación familiar, un programa de seguimiento de enfermería, consulta y tratamiento por un especialista médico en nutrición y dietética; imagen corporal, autocuidados para la salud, prevención de recaídas y otras terapias específicas para este tipo de enfermedades.

En 2012 se realizaron 4.397 intervenciones entre consultas individuales de psiquiatría, de psicología clínica y de Enfermería, tratamientos grupales con grupos de psicoterapia, y seminarios formativos de educación nutricional y alimentación saludable y clínica del potasio, en donde los pacientes con conductas purgativas realizan un seguimiento intensivo de control electrolítico.

Programa de seguimiento

También se inició un nuevo programa de seguimiento y valoración terapéutica al alta, con el objetivo de hacer una valoración global y mejorar la calidad percibida de continuidad de cuidados y mantenimiento de adherencia y accesibilidad en caso de recaídas o reagudización de la enfermedad.

El dispositivo asistencial está formado por un psiquiatra, un psicólogo clínico, una enfermera y un auxiliar de enfermería y se enmarca como una unidad de referencia dentro del departamento de Psiquiatría del Hospital Gregorio Marañón, que tiene capacidad asistencial para atender cualquier patología psiquiátrica en todas las edades de la vida. Además, tiene la ventaja de estar estrechamente coordinado con la Unidad de Día del Hospital Santa Cristina, en donde se atiende a las pacientes más graves.


{jathumbnail off}