El próximo domingo, 29 de septiembre, la ciudad de Burgos, ‘Capital Española de la Gastronomía 2013’, intentará batir un record Guinness insólito: elaborar y consumir la morcilla más larga del mundo. Un grupo de morcilleros burgaleses, liderados por Roberto da Silva, elaborarán y cocinarán para su posterior consumo una morcilla de Burgos de mega-dimensión: 200 […]

El próximo domingo, 29 de septiembre, la ciudad de Burgos, ‘Capital Española de la Gastronomía 2013’, intentará batir un record Guinness insólito: elaborar y consumir la morcilla más larga del mundo. Un grupo de morcilleros burgaleses, liderados por Roberto da Silva, elaborarán y cocinarán para su posterior consumo una morcilla de Burgos de mega-dimensión: 200 metros de longitud.

Para conseguirlo, será necesario contar con una mesa de 200 metros de longitud, una cazuela de más de tres metros de diámetro y 250 kilos de peso fabricada por la empresa especialista Pierre Guerin, la participación de 400 voluntarios, 200 metros de longitud, una cazuela de más de tres metros de diámetro y 250 kilos de peso fabricada por la empresa especialista Pierre Guerin, la participación de 400 voluntarios, 200 metros de mantel, media jornada de trabajo, expertos para el corte de la morcilla en tapas y el apoyo popular de los burgaleses que desean que su exquisito y popular producto sea un nuevo record Guinness.

300 kilos de morcilla

Esta morcilla, cuyos ingredientes serán 130 kilogramos de cebolla horcal (autóctona), 50 kilos de arroz Bahía extra, 40 kilos de manteca de cerdo, 40 litros de sangre de cerdo, 7 kilos de especias y 3 kilos de sal, será realizada con tripa natural de vacuno de 220 metros de longitud. El total de la masa se aproximará a los 300 kilos, que tras la merma por los efectos de la cocción, quedará en un peso entre 240-260 kilos de morcilla.

Este evento forma parte del programa de actividades de la Capital Española de la Gastronomía Burgos 2013 y es concebido como apoyo a la solicitud presentada ante el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, para que la Morcilla de Burgos sea declarada producto con Indicación Geográfica Protegida. Además, los beneficios que se obtengan de la venta de las pinchos de morcilla (a un1 euro con un vaso de cerveza San Miguel o botellín de agua, más diploma de participación), se destinarán a Cruz Roja y Aspanias.


{jathumbnail off}