El Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv) ha presentado el estudio ‘Modelos de Distribución del Vino en España’, a lo largo de una jornada en la que se ha destacado el dinamismo del sector vitivinícola español y el fuerte crecimiento de sus exportaciones en el último año. El estudio, realizado por la consultora Nielsen, […]

El Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv) ha presentado el estudio ‘Modelos de Distribución del Vino en España’, a lo largo de una jornada en la que se ha destacado el dinamismo del sector vitivinícola español y el fuerte crecimiento de sus exportaciones en el último año.

El estudio, realizado por la consultora Nielsen, muestra que se mantienen los dos canales principales de venta, las cadenas de alimentación y la hostelería, con un peso en volumen del 39% y del 30% y un porcentaje en valor del 14% y del 42%, respectivamente.

Asimismo, se percibe que los especialistas (vinotecas, Internet y clubs de vinos) venden en su conjunto el 11% del volumen total por un 24% del valor. Es decir, comercializando menos de una tercera parte que alimentación facturan diez puntos porcentuales más. También es significativo el volumen de ventas que bodegas y distribuidoras efectúan directamente al consumidor final, sin ningún intermediario, que representan el 10% del total, que se reduce al 8% en valor.

El Enoturismo estimula la venta directa en bodegas

Según la evolución de los diversos canales, el estudio ofrece diversas conclusiones para el sector, tales como que las grandes cadenas continúan siendo coto de las grandes productoras; que existe una generalización de la venta directa en bodega y que el Enoturismo está haciendo más atractiva esta venta, por lo que se extenderá de forma rápida; que Internet se ha desvelado como la estrella de los canales de venta y que el peso de los distribuidores en el proceso presenta una tendencia evolutiva negativa, lo cual refleja el esfuerzo que están haciendo las bodegas por aumentar el control directo sobre su producto.

En Internet no hay mercado para todos

Por parte de los especialistas, la gran revelación de la jornada, Nico Bour, CEO y cofundador de Uvinium, destacó que como tope la venta de vino en Internet alcanzará entre al 10 y el 15% del valor total, ya que en Internet no hay mercado para todos: “Es una buena herramienta pero no la panacea y hay que saber dominar su lenguaje comercial y de distribución, distinto al de los canales tradicionales”.

Carlo Galimberti, del Club de Vinos Vinoselección, fue más positivo e incidió en la importancia que está retomando la necesidad de especialización, a la que achaca el aumento de los socios a los clubs de vinos.

Mientras que el presidente de La Rioja Alta, Guillermo Aranzábal, expuso su caso de éxito de venta directa en bodega, que en su empresa representa el 34%. No obstante incidió en que la marca se hace en la restauración y las tiendas especializadas y en que la venta directa es cara y su triunfo depende mucho de la ubicación geográfica.