El Kjosk, que abrió recientemente en el barrio berlinés de Kreuzberg, es una especie de tienda tradicional de esas que se podían encontrar hasta hace poco en cualquier pueblo de Alemania y en las que se podía comprar básicamente de todo. Como las antiguas cantinas o almacenes de los típicos pueblos españoles. O por ponerlo […]

El Kjosk, que abrió recientemente en el barrio berlinés de Kreuzberg, es una especie de tienda tradicional de esas que se podían encontrar hasta hace poco en cualquier pueblo de Alemania y en las que se podía comprar básicamente de todo. Como las antiguas cantinas o almacenes de los típicos pueblos españoles. O por ponerlo en un contexto más contemporáneo, una especie de VIP’s. Excepto por una pequeña diferencia: en este caso, la tienda está instalada en un antiguo autobús BVG Doppeldecker de los años 70.

 

El vehículo recuperado está aparcado en un antiguo vertedero de basura que se ha reencarnado como oasis urbano, complementado por sombrillas, mesas y bancos de picnic, una mesa de Ping-pong y un jardín. Para los que no lo conocen, la escena parece la de un antiguo autobús de viajeros aparcado el patio trasero de un vecino loco del bloque de viviendas.

De todo, como en botica

La variada oferta del Kjosk incluye bebidas frías, tabaco, chuches, aperitivos snacks, tabaco, regalices, ropa interior, esmalte para uñas, comida para perros, raquetas de ping-pong, pastelillos caseros, confeti, escabeches, mermeladas, revistas internacionales y hasta salchichas de comino de la marca Bauer Mette.

La propietaria de tan singular establecimiento, Rosmarie Köckenberger,  posee un segundo autobús, que traslada como avanzadilla del Kjosk a diversas ferias y festivales locales.

Mientras tanto, su buque insignia en el barrio de Kreuzberg se ha convertido en una especie de punto de encuentro para los vecinos de la zona que aprovechan para hacer las pequeñas compras del día a día, mientras los niños disfrutan de unas chuches y ellos mismos se toman una cerveza. Una especie de oasis urbano para la vecindad, que se ha puesto de moda.

{jathumbnail off}