El secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Joseph Puxeu, se reunió ayer viernes con representantes de diversas organizaciones agrarias después de que autoridades de Alemania atribuyesen el pasado jueves un brote infeccioso en aquel país a pepinos procedentes de España. Puxeu pidió prudencia y responsabilidad, rechazando las especulaciones y destacando que no se […]

El secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Joseph Puxeu, se reunió ayer viernes con representantes de diversas organizaciones agrarias después de que autoridades de Alemania atribuyesen el pasado jueves un brote infeccioso en aquel país a pepinos procedentes de España.

Puxeu pidió prudencia y responsabilidad, rechazando las especulaciones y destacando que no se puede afirmar que la contaminación se ha producido en la empresa o empresas de origen, teniendo en cuenta, especialmente, que algunas de las muestras no tienen origen español.

En este sentido, defendió el buen funcionamiento de los controles en origen y destino en la UE y la necesidad de analizar todas las fases de la cadena, confirmando que España ya ha localizado los lotes concretos y que se han retirado por precaución y de forma preventiva.

Asimismo subrayó que su Ministerio, que ha contactado con las autoridades alemanas para exigir responsabilidad, ha mostrado toda su colaboración junto al sector, disposición que también se le pide a las autoridades alemanas para llevar a cabo los análisis y la trazabilidad correspondientes en destino. El secretario insistió en la profesionalización, excelencia y autocontrol del sector, que va en muchos casos más allá de las exigencias legales de la Normativa Comunitaria en seguridad y calidad alimentarias, siendo esta la más exigente del mundo.

Asimismo destacó la importancia del sector hortofrutícola para España, siendo la UE el primer destino de nuestras exportaciones, con un volumen de más de 9,5 millones de toneladas en 2010.