Prestigiosos artistas contemporáneos y arquitectos de todo el mundo ocuparán hasta el 16 de septiembre el histórico centro medieval de la ciudad de Brujas con impresionantes construcciones en la Trienal de Brujas 2018, un lujo para todos los amantes del arte y coleccionistas que mostrará piezas únicas que buscan dar respuesta a los efectos de la sociedad líquida de hoy en día. 

Destacamos 9 de las intervenciones más destacadas de la Trienal de Brujas 2018 que podrás disfrutar cuando viajes a la ciudad belga, realizadas por artistas y arquitectos que han intervenido el centro histórico. Además, diferentes centros e instituciones de la ciudad se vuelcan con esta cita y programan exposiciones y eventos relacionados con la Trienal.

Pabellón SelgascanoCaptura de pantalla 2018-06-04 a las 12.35.15La obra que ha revolucionado la vida de los vecinos de Brujas. Cerca del Coupure, la instalación del estudio de arquitectos españoles Selgascano atrae poderosamente la atención. Se trata de una construcción orgánica con paredes translúcidas de color rosa que aporta color al agua y compone un lugar de descanso ideal. A pesar de que el canal sigue siendo navegable y forma una conexión entre el Ringvaart y el centro de la ciudad, en este punto las compuertas casi siempre están cerradas. Este pabellón flotante será un lugar ideal para que adultos y niños chapoteen, y para disfrutar del agua.

La ballena de BrujasTRIBRU18_STUDIO-KCA_SKYSCRAPER_THE BRUGES WHALE_4∏JAN_D-HONDTCerca de la mítica estatua de Jan van Eyck, la obra Skyscraper (the Bruges Whale) se yergue sobre los canales de Brujas. Esta gigantesca escultura es algo más que una representación de una ballena; el animal se ha construido con residuos recogidos de la sopa de plástico que flota en los mares y océanos de todo el mundo. StudioKCA ha recorrido las playas de Hawái para reunir estos residuos, con la ayuda de voluntarios de las fundaciones Hawaii Wildlife Fund y Surfrider Foundation. Con el material recuperado, se ha construido la instalación. Con esta creación, StudioKCA quiere llamar la atención sobre el problema universal de la contaminación, algo que nos concierne a todos, y concienciar al espectador de la necesidad de la acción individual.

Isla flotanteDSC_0448The Floating Island es una experiencia única en los canales, cerca del puente Snaggaardbrug. Con esta construcción, el estudio de arquitectura coreano OBBA ha buscado crear un espacio público adicional —y en movimiento— en el centro de Brujas. Junto con el taller de arquitectura de Brujas Dertien12, OBBA ha diseñado una plataforma flotante que ocupa más de 100 metros cuadrados. La instalación está rodeada por pequeñas islas y es accesible al público. A lo largo de la orilla es posible pasear o relajarse y disfrutar del paisaje; las redes elásticas, que sirven como pasamanos, también se pueden reconvertir en hamacas o bancos ligeramente inclinados sobre el agua. Con esta instalación, OBBA difumina el límite entre la calle y los canales. La isla flotante rompe la orilla recta y vertical con una transición suave y fluida hacia un canal transitable.

La escuela flotanteTRIBRU18_NLê_MINNE-FLOATING-SCHOOL_3∏JAN_D-HONDTLa MFS III – Minne Floating School es la versión m.s novedosa de una escuela flotante. Sirve como prototipo de una construcción que cubre nuestras necesidades físicas y sociales a la luz de los retos que plantea el cambio climático, y que son cada vez mayores. De entrada, es un edificio móvil capaz de adaptarse a las cambiantes mareas globales y lo suficientemente fuerte como para resistir inundaciones o tormentas intensas. Pero también es una fuente de inspiración para diseñar soluciones de energía renovable alternativas, relacionadas con la recuperación de tierras. En la icónica Minnewater, esta escuela se convierte en un lugar de colaboración, donde los estudiantes de los colegios de Brujas pueden asistir a clase y donde también se expondrán obras. MFS III es una estructura versátil y flexible que alberga un aula, un espacio de exposición y un punto de encuentro en el agua; un proyecto arquitectónico a la medida de un futuro líquido.

Un cisne de leyendaTRIBRU18_JOHN-POWERS_LANCHALS_3∏JAN_D-HONDTPara crear Lanchals, John Powers se inspiró en la rica historia y en el folclore de Brujas. Recupera la leyenda del siglo XV que rodea a Pieter Lanchals, consejero del archiduque Maximiliano de Austria, que fue torturado y decapitado por los brujenses en una revuelta por los privilegios de la ciudad. El archiduque levantó un ejército para tomarse venganza y aunque finalmente Brujas recuperó algunos privilegios, la leyenda cuenta que, como recordatorio de lo que sucedió, la ciudad debía dejar vivir a 52 cisnes en los canales. Los cisnes blancos siguen siendo parte del paisaje urbano actual. Para la Trienal de Brujas, en una plaza situada al borde del agua, Powers ha construido una escultura de varios metros de altura en forma de cuello de cisne, aunque también puede recordar a una columna vertebral. Cada bloque de construcción de color negro en la instalación forma un único módulo, una parte del conjunto. Los diferentes bloques se sujetan entre s. y están orientados hacia el cielo.

Inframundo mitológicoTRIBRU18_RENATO-NICOLODI_ACHERON_I_2∏JAN_D-HONDTCon ACHERON I, una instalación en el agua, Renato Nicolodi sugiere una relación entre nuestra sociedad y el inframundo mitológico. El río Aqueronte, cuyo nombre deriva de la palabra griega “achos”, simboliza “el río del dolor”. Este mítico río servía de transición al inframundo subterráneo, al cual los muertos hacían el tránsito encomendándose al barquero Caronte. Aqueronte es también el nombre de un río del noroeste de Grecia, que fluye parcialmente bajo tierra. Este fenómeno natural podría estar en el origen del mito. En Brujas, la obra de Nicolodi materializa esta transición, que crea una conexión entre la vida y la muerte. La superficie del agua actúa como límite. La escultura es un puerto, una entrada, una puerta entre el presente, el futuro y el pasado.

La casa del futuroTRIBRU18_PETER-VAN-DRIESSCHE_INFINITI23_4∏JAN_D-HONDTCon INFINITI 23, Peter Van Driessche ha creado una estructura vertical viva en el estanque situado en Oud Sint-Jan. Esta construcción es una reminiscencia del metabolismo, un movimiento arquitectónico de la posguerra japonesa, y consiste en cápsulas que se apilan formando torres. Con su instalación, Van Driessche crea un nuevo espacio: las unidades rectangulares son lugares para alojarse, trabajar y vivir. Mientras los urbanistas y desarrolladores de proyectos buscan un espacio futuro para construir, este arquitecto sugiere un lugar en el que vivamos más cerca los unos de los otros, apuesta por vivir en viviendas más pequeñas y que puedan moverse a medida que sube el nivel del agua. Es un punto de anclaje temporal en el tejido urbano. Van Driessche tambi.n ha involucrado en su proyecto a estudiantes de interiorismo para dar forma a este nuevo tipo de vivienda.

Las necesidades de la sociedad idealEmy Daeleans6Con UrbanModeL, Wesley Meuris instala un nuevo pabellón en el centro de la ciudad, entre los árboles de la plaza del Burg. Algunos paneles de madera y vidrio enmarcan términos en inglés que pretenden analizar las necesidades de la sociedad ideal, como Sustainable Interaction, Immersive Environments, Fulfilling Needs, Innovative Services o Communication Prosthesis. El título de la obra, UrbanModeL, hace referencia al concepto de UML (Unified Modeling Language), un lenguaje de modelado gráfico que a menudo se utiliza para clasificar los fenómenos o procesos y para presentarlos esquemáticamente. Meuris ha utilizado este método en su diseño. Su intención es crear un espacio para hablar de arquitectura, infraestructura y urbanización, al mismo tiempo que se crea un lugar de descanso en el que estar presente, verse y conocerse son aspectos centrales.

La casa del tiempoTRIBRU18_RAUMLABOR_HOUSE-OF-TIME_4∏JAN_D-HONDTHouse of Time es un proyecto a largo plazo que ha puesto en marcha el estudio de arquitectura alemán Raumlabor. En una antigua zona industrial que discurre a lo largo del Ringvaart, Raumlabor colabora con Bolwerk y Brugge(n) voor Jongeren. Una casa, un lugar que se está reprogramando para convertirlo en un lugar de reunión y producción para los jóvenes, una microfábrica que permita explorar, experimentar y aprender. Habrá unidades móviles, como una bañera de agua caliente o una serie de bancos, pero también estarán presentes valores intangibles: un sentido de participación y el compromiso de resolver los problemas activamente, en cualquier momento del proceso de creación. El objetivo es motivar a los adolescentes a usar de manera permanente un espacio público urbano. Raumlabor quiere romper el individualismo y que la juventud local encuentre una solución a sus problemas a través del arte y la arquitectura.