El acceso durante 2013 a los suministros clave básicos es uno de los motivos de preocupación para todas las empresas de bebidas a nivel internacional. Ejercer un mayor control sobre sus compras, incluyendo una mayor transparencia con sus principales proveedores, será un objetivo muy importante para muchas empresas de bebidas en este año. Según el […]

El acceso durante 2013 a los suministros clave básicos es uno de los motivos de preocupación para todas las empresas de bebidas a nivel internacional. Ejercer un mayor control sobre sus compras, incluyendo una mayor transparencia con sus principales proveedores, será un objetivo muy importante para muchas empresas de bebidas en este año. Según el último informe global de Rabobank — la entidad financiera holandesa de carácter multinacional — las industrias de bebidas centrarán este año sus esfuerzos en nuevas estrategias de abastecimiento para aumentar la seguridad de sus suministros.

Mientras que en el pasado lo que más preocupaba a los fabricantes de bebidas era una gestión de compra al mejor precio posible, en un nuevo escenario caracterizado por la volatilidad de los suministros y los precios, la seguridad en el abastecimiento se ha convertido en una preocupación clave para muchos fabricantes. La creciente complejidad de la cadena de suministros requiere una mayor dependencia y alineación entre los actores clave. Como resultado, responsables de las cadenas de suministro y expertos en desarrollo estratégico han iniciado una nueva fórmula de ‘abastecimiento estratégico’ para el mercado agroalimentario.

Bebidas sin alcohol

La industria mundial de refrescos continuará a caballo entre dos mundos diferentes: el mercado maduro ya desarrollado, donde el crecimiento se ha estancado y los mercados en desarrollo, en los que aunque las hasta ahora altas tasas de crecimiento han disminuido, todavía ofrecen buenas posibilidades.

El agua embotellada continuará dirigiendo sus planes hacia el volumen, con una tasa de crecimiento proyectada para este año del 5,4%.

Los refrescos a base de te y las bebidas de especialidades asiáticas serán los segmentos de refrescos con mayor crecimiento, con tasas de proyectadas en 2013 del 9% y el 14%, respectivamente.

Coca-Cola y PepsiCo se preparan para someterse a una nueva ola de cambios en sus franquicias, buscando renovadas alianzas con embotelladores potentes que permitan a ambos gigantes centrar sus esfuerzos en el marketing y la construcción de sus marcas.

La oferta y la demanda están conduciendo a las empresas de zumos de fruta hacia un abastecimiento estratégico, lo que incluye un mayor control sobre los proveedores de zumo (invertir en cultivadores), centrar sus mercados preferentes y seguir estrategias de adaptación, como la sustitución de ingredientes o la reformulación.

Café y té

El mantenimiento de un mercado mundial creciente del café estará apoyado en tres puntos principales: innovación en las propuestas, con ‘servicios’ para llevar diferenciados; consumo ‘premium’, con consumidores que decidan tomar café de superior calidad; y el aumento en los mercados desarrollados del canal ‘fuera de casa’, liderado por Starbucks y McDonald’s.

Se prevé que la industria mundial deltenga que enfrentarse a una escasez de suministros en 2013. Los países clave productores de té se espera que tengan un descenso de producción en 2013 del 1% al 5%, mientras que la demanda crecerá en un 3%. Con un consumo en India y China que supera la producción nacional, se augura una reducción en sus exportaciones y un aumento de los precios en ambos mercados.

Bebidas alcohólicas

Respecto al mercado de la cerveza, se pronostica que sea uno de los de más lento crecimiento en este año. En mercados maduros, la disminución será debida a la saturación, las nuevas tendencias en salud y el aumento de los impuestos.

También se espera que decaiga el consumo de bebidas alcohólicas en Europa occidental. Las compañías regionales y los licores locales serán los más afectados, al tener que enfrentarse con empresas de bebidas alcohólicas mayores y bebidas internacionales con una gama más amplia y mejor posicionada para capear el temporal.

La industria del vino se enfrentará a la necesidad de disponer de mayores catálogos globales, a un escenario en el que el consumidor demanda propuestas más suaves y la necesidad de continuar desarrollando muchos mercados emergentes. Los proveedores deberán desarrollar estrategias de abastecimiento para garantizar suficientes suministros a un precio justo y en el lugar correcto, además de ser lo suficientemente flexibles como para estar operativos cuando los catálogos internacionales estén disponibles.

Conclusión general

A la luz de la actual incertidumbre económica mundial, con un crecimiento más lento de los mercados ‘BRIC’ (Brasil, Rusia, India y China) y un consumo general mucho más prudente, las industrias de bebidas se mantendrán sedientas de crecimiento en 2013. 

El aumento de los costos de los productos básicos impactará en todos los segmentos de bebidas y es probable que fuerce a los productores a subir los precios, precisamente en un momento en el que los consumidores ya están bajo presión económica. 

Frente al estrechamiento de los márgenes, las empresas de bebidas que tengan la visión y el compromiso de participar en el llamado ‘abastecimiento estratégico’, dispondrán de una mayor y mejor ventaja competitiva en 2013 y más allá de este año.

Artículos relacionados

Informe Rabobank sobre el mercado mundial del vino


{jathumbnail off}