La Florida es una raza caprina lechera autóctona del Bajo Valle del Guadalquivir que data su origen a principios del siglo XX. Su origen se basa en la influencia de animales de tipo nubiano sobre animales de tronco pirenaico autóctonos del Valle del Guadalquivir. Su denominación procede de la capa característica de la raza, un moteado rojo sobre fondo blanco o viceversa, que asemeja un campo florido.

Ahora, y dentro del Plan de desarrollo del Programa Nacional de conservación, mejora y fomento de las razas ganaderas, el MAGRAMA ha autorizado el uso del logotipo ‘Raza Autóctona’ a la Asociación Nacional de criadores de ganado caprino de raza Florida (ACRIFLOR), entidad reconocida para la gestión de su Libro Genealógico.

Esta raza, que se encontraba clasificada en peligro de extinción, actualmente está catalogada de fomento gracias a la labor de recuperación desarrollada por parte de la Asociación y el apoyo de la Administración. La Asociación cuenta con 24.834 animales inscritos en el libro genealógico, distribuidos en 70 explotaciones, según el Sistema Nacional de Información de razas, que se nutre de la información cargada por la propia Asociación y validada por la Administración.

La Florida debe su nombre al moteado característico de su capa que se asemeja a un campo florido. En la actualidad su censo se distribuye por todas las provincias de la Comunidad Autónoma de Andalucía; en Extremadura; en Castilla-La Mancha en la provincia de Ciudad Real y, de forma minoritaria con una ganadería en Castilla y León, en la provincia de Ávila.

Papel medioambiental

Es una raza destinada a la producción lechera, en una gran variedad de sistemas de explotación que abarcan desde los semiextensivos en zonas de sierra hasta los sistemas de estabulación libre, pasando por sistemas semiintensivos en zonas de vega y campiña. Además, juega un papel medioambiental principalmente en las áreas de sierra del noroeste de Andalucía y suroeste de Extremadura, donde este animal contribuye de forma notable al mantenimiento de las zonas adehesadas y al control del exceso de fitomasa en zonas de matorral mediterráneo.

La autorización del logotipo ‘Raza Autóctona’ Florida pone en valor tanto los caracteres favorables de la leche de estos animales, con alto contenido en grasa y proteína, que se dedica a la elaboración de quesos típicos de cabra en el sur-oeste peninsular, como su papel en la protección medioambiental.

36 razas autóctonas

Con esta nueva autorización para la Florida, son ya 36 las razas autóctonas que pueden utilizar este logotipo. El logo se ha cedido a 34 asociaciones de criadores y a 1 Federación de Asociaciones, 15 de ellas reconocidas por el MAGRAMA, 2 por Andalucía, 1 por Aragón, 2 por Castilla-La Mancha, 2 por Castilla y Léon, 9 por Galicia, 2 por Madrid, 1 por Islas Baleares y 1 por Extremadura.

Las razas de ganado autóctonas son objeto de una especial protección por parte de las administraciones públicas, no sólo como parte del patrimonio genético animal de España, sino también porque mayoritariamente se crían en régimen extensivo, con las beneficiosas consecuencias para la sostenibilidad del medio rural que ello conlleva.

Los consumidores demandan una mayor información sobre el origen de los productos que consumen, lo que aconseja establecer una identificación específica mediante un logotipo para los productos procedentes de animales de razas autóctonas. Necesidad que el sector productor de estas razas ha puesto de manifiesto en reiteradas ocasiones a través de las asociaciones de criadores de animales de razas puras.

Resumen
Título
La Florida, nueva raza autóctona
Descripción
El MAGRAMA ha autorizado el uso del logotipo ‘Raza Autóctona’ a la Asociación Nacional de criadores de ganado caprino de raza Florida, raza caprina lechera autóctona del Bajo Valle del Guadalquivir .
Autor