La Fura dels Baus, el grupo de teatro urbano experimental, presenta en el Mercat de les Flors de Barcelona una propuesta escénica, “Degustación de Titus Andrónicus”, en la que, sobre la base de la obra clásica de Shakespeare mezclan la tragedia con la gastronomía. La representación, que se estrena hoy 20 de mayo y se […]

La Fura dels Baus, el grupo de teatro urbano experimental, presenta en el Mercat de les Flors de Barcelona una propuesta escénica, “Degustación de Titus Andrónicus”, en la que, sobre la base de la obra clásica de Shakespeare mezclan la tragedia con la gastronomía.

La representación, que se estrena hoy 20 de mayo y se mantendrá en cartel hasta el próximo 5 de junio, conserva todos los elementos que durante años han caracterizado el lenguaje de la Fura –espacios compartidos entre público y actores, espectaculares elementos decorativos, movimientos escenográficos, efectos especiales- pero además, introducen por primera vez el sentido del gusto como parte del espectáculo teatral.

Según el director de la obra, Pep Gatell, esta aportación “genera una información adicional dentro del espectáculo”, una representación menos “explosiva” de lo que habitualmente ofrece el grupo, pero con un  “significado oculto bastante explícito para que el público lo entienda”.

Cocineros profesionales elaboran una cena para el público

A lo largo del espectáculo, dos cocineros se incorporan a la representación creando, a través de olores y gustos, ambientes y situaciones gastronómicas adecuadas a cada una de las escenas en curso y preparando una cena que posteriormente podrán disfrutar 28 personas del público.

Los platos de que consta esta cena representan el cuerpo cocinado de los hijos de Titus Andrónicus, que en el transcurso de la representación teatral han sido asesinados y troceados en directo. Como atractivo gastronómico adicional, durante el periodo de representación, los cocineros participantes ofrecerán en sus restaurantes un menú especial basado en el propio contenido de la obra.

Antecedente con la cocina de Mugaritz

La Fura dels Baus ya llevó a cabo una representación de esta misma obra el pasado año en las instalaciones de Tabacalera, en San Sebastián, en la que la aportación gastronómica corría a cargo del restaurante Mugaritz (tercer mejor restaurante del mundo) y su chef Andoni Luis Aduriz, la primera ocasión en que “Degustación de Titus Andrónicus” realizó una cena verdadera para el púnlico.

El director de la obra, Pep Gatell, declaraba entonces que en propuestas anteriores habían empleado viandas -pulmones y corazones crudos- que usaban en clave “escatológica”, pero nunca hasta ahora habían “dado de comer” al público. Y el sentido del gusto es el único que la compañía catalana no había explorado aún en sus tres décadas de experiencia.

Por ello recurrieron a Aduriz. Porque “comer es un acto de fe” -debes fiarte de la persona que te sirve el alimento- y porque el restaurador guipuzcoano es la persona más idónea para dar de comer “a nivel físico y espiritual”.