Disfrutar de un buen descanso, sentirse como en casa, disponer de conexión Wifi de alta velocidad, contar con un reputado restaurante en el mismo hotel, instalaciones fitness en el recinto, actividades extra como catas de vino… son algunas de las preferencias y expectativas que los huéspedes de un hotel más valoran cuando reservan un establecimiento en concreto.

Al menos así se deduce de un reciente estudio de ámbito internacional llevado a cabo por la cadena Eurostars Hotels entre sus clientes, que indica que cada vez más hay otros factores — aparte de los tradicionales de emplazamiento y precio— que alteran la elección final de un determinado establecimiento hotelero.

Es el caso de la existencia de actividades complementarias, la disponibilidad de restaurantes y propuestas gastronómicas de valor, o el nivel de sofisticación de sus instalaciones fitness. El hotel ya no es un lugar de paso en el que sólo se vaya a dormir, sino que debe responder positivamente a las demandas del huésped y, siempre que sea posible, contribuir al éxito de su viaje.

El estudio, en el que han participado más de 3.250 clientes internacionales de la cadena, indica como principal conclusión que para los huéspedes, lo más valorado durante su estancia es disfrutar de un buen descanso y sentirse ‘como en casa’ con las facilidades que ello comporta, entre las que se incluyen disponer de un buen colchón y ropa de cama agradable (32%), contar con un buen desayuno variado y de calidad con productos frescos y alimentos locales típicos de la zona (30%), y disponer de una buena conexión wifi (15%).

Vivir y comer bien

El informe también recoge que los clientes valoran aquellos servicios que se adaptan a su estilo de vida saludable y que les permiten el desarrollo de rutinas deportivas; por lo que un 43% de los encuestados ha afirmado que desean poder disponer de estaciones de running en el hotel, con botellas de agua, fruta fresca y barritas energéticas en el lobby. Además, a un 30% le gusta participar en actividades deportivas dirigidas como sesiones de yoga o running tours; así como disponer de productos détox en los desayunos. Todo ello, sin olvidarse del ocio y la gastronomía, puesto que la mayoría de los encuestados valora positivamente tener acceso a talleres y actividades como catas de vino (37%) o disfrutar de música en directo y otras actividades (33%).

Grandes detalles y pequeños lujos

Sin embargo, por encima de las actividades de ocio, un buen reflejo de que nos encontramos en una sociedad donde la conectividad y el acceso a la tecnología tienen un papel fundamental para ‘sentirnos como en casa’ es el hecho que el 51% de encuestados afirma que la conexión Wifi de alta velocidad resulta decisiva en la elección del hotel. Esta cifra se encuentra incluso por encima del hecho de contar con un reputado restaurante en el mismo hotel (26%) o de instalaciones fitness en el recinto (23%). El estudio también recoge que para los huéspedes es importante disponer de adaptadores para la carga y conexión de sus dispositivos tecnológicos personales, incluso por encima de contar con elementos de domótica en las habitaciones, como el control lumínico y de temperatura, o la posibilidad de realizar el check-in online o la existencia de quioscos de auto check-in en el mismo hotel.

Y finalmente, la encuesta refleja que, aunque viajemos, no queremos prescindir de ciertos lujos que nos hacen sentir mimados y enriquecen nuestra estancia. Disponer de productos de aseo de primeras marcas en el baño se encuentra por encima de contar con servicio de café y té ininterrumpido y gratuito en el lobby, de un buen restaurante o de una televisión de plasma de gran tamaño y un equipo de música.

Resumen
Título
Lo que los viajeros más valoran cuando se alojan en un hotel - Foto Eurostars Hotels
Descripción
Disfrutar de un buen descanso, sentirse como en casa, disponer de conexión Wifi de alta velocidad, contar con un reputado restaurante en el mismo hotel, instalaciones fitness en el recinto, actividades extra...
Autor