España ocupa un lugar predominante como primer productor y exportador mundial de aceite de oliva. La gran diversidad de variedades de aceituna a lo largo y ancho del territorio nacional da lugar a una gama de aceites de oliva única en el mundo y de la más alta calidad.

Existen tres categorías comerciales o tipos de aceites de oliva: Aceite de oliva virgen extra, 100 % zumo de aceitunas en su momento óptimo de maduración obtenido solo por procedimientos mecánicos, consiguiendo así una máxima calidad, libre de defecto, por eso tiene excelentes características de sabor y aroma. Debe tener una acidez máxima del 0,8 %. Aceite de oliva virgen, también 100 % zumo de aceituna y, aunque no llegan al nivel de excelencia de los virgen extra, comparten con estos su capacidad antioxidante y su riqueza en ácidos grasos monoinsaturados. El grado de acidez suele estar por encima de 0,8 % y, como máximo, el 2 %. Y Aceite de oliva, mezcla de aceites de oliva refinados a partir de aceites vírgenes que no han alcanzado los altos niveles de calidad que se exige a los vírgenes y vírgenes extra, y de vírgenes o vírgenes extra en una proporción variable. Comparten con estos su alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados. Su grado de acidez máximo debe ser del 2 %.

Todos ellos fuente de ácidos grasos monoinsaturados, lo que los convierte en uno de los alimentos más sanos. Los virgen extra y virgen aportan, además, antioxidantes naturales, por lo que la ciencia médica los considera como los más saludables. Aceites de una gran calidad, con excelentes características de sabor y aroma, que en la cocina colaboran a la elaboración de platos como este Käsespätzle, una receta ofrecida por Aceites de Oliva de España, la Interprofesional del sector.

Käsespätzle, receta alemana de pasta fresca con queso

INGREDIENTES

  • 500 g de harina de trigo
  • 3 huevos
  • 100 ml de leche
  • 1 cucharadita de sal
  • 300 g de queso tipo emmental
  • 2 cebollas
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra

ELABORACIÓN

Para preparar los spätzle, una pasta típica del sur de Alemania, en un bol amplio mezclamos la harina con la sal, la leche y los huevos y amasamos todo bien hasta obtener una mezcla algo pegajosa y con unos pocos grumos. Tampoco conviene que sea muy homogénea. Dejamos reposar durante unos 30 minutos.

Mientras cortamos las cebollas en rodajas, y en una sartén con los 100 ml de aceite de oliva las cocinamos hasta que estén pochadas.

Pasado el tiempo de reposo de la masa, en una olla grande ponemos abundante agua a hervir con un poco de sal. Con la ayuda de un colador con agujeros gruesos, como los de pasta, pasamos la masa, hacemos caer en la olla pequeñas perlas y dejamos que se cuezan en el agua hirviendo brevemente, hasta que floten.

Sacamos la pasta, le añadimos un chorro de aceite de oliva virgen extra, le agregamos la cebolla pochada y el queso cortado en cubitos, mezclamos bien, lo pasamos a un molde, gratinamos en el horno y listo para servir.

Käsespätzle, receta alemana de pasta fresca con queso
79%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%
Resumen
recipe image
Nombre receta
Käsespätzle, receta alemana de pasta fresca con queso
Publicado el...
Calificación
51star1star1star1star1star Based on 1 Review(s)