La Agencia para el Aceite de Oliva (AAO), ha cumplido 25 años. Creada en diciembre de 1987 para apoyar los intereses del sector, se trata de una agencia pública de la Administración española, adscrita al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente especializada en el sector del olivar y sus producciones: el aceite de oliva […]

La Agencia para el Aceite de Oliva (AAO), ha cumplido 25 años. Creada en diciembre de 1987 para apoyar los intereses del sector, se trata de una agencia pública de la Administración española, adscrita al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente especializada en el sector del olivar y sus producciones: el aceite de oliva y las aceitunas de mesa.

Durante la celebración de este XXV aniversario, el subsecretario del Ministerio de Agricultura, Jaime Haddad, ha destacado los avances conseguidos en eficiencia, innovación e investigación, desde la fase de producción hasta la de envasado y comercialización.

Un 25% más de superficie de olivar

Haddad ha resaltado el incremento experimentado en el campo de la producción, con un aumento del 25% de la superficie de olivar, tanto de forma intensiva como súper-intensiva, totalmente mecanizada, más productiva y con menores costes de explotación.

Este incremento de la superficie se ha traducido en un aumento progresivo y constante de la producción media de aceite en los últimos 25 años, pasando de 500.000 toneladas a 1.325.000 toneladas como media de las últimas cinco campañas. Un avance que también se ha experimentado en la aceituna de mesa, que ha pasado de las 200.000 a las 600.000 toneladas en la actualidad.

Las exportaciones

También en la exportación de aceites se han conseguido buenos resultados, incrementándose las cantidades de 250.000 a 900.000 toneladas. “Un aumento apoyado por la orientación de la promoción a sus cualidades saludables, con fundamento y rigor científico”, ha señalado Haddad.

Además de los aspectos cuantitativos y cualitativos hay otras áreas en las que el sector ha conseguido mejoras espectaculares, como el envasado o la eficiencia en las almazaras, gracias a la constante renovación tecnológica, con mayor capacidad industrial, mejores sistemas de extracción, mejores materiales y tecnología de elaboración y menor impacto ambiental.

Haddad ha recordado, igualmente, que se mantiene una continua innovación en el diseño y aplicación de estrategias en la exportación de los aceites envasados, que se dispone de equipos y programas de investigación agronómica, tecnológica y biomédica de mayor nivel científico, y que se ha mejorado la gestión del conocimiento en las explotaciones olivareras, en la elaboración de los aceites y en su comercialización.

Conseguir el liderazgo mundial

Junto a esos logros, el subsecretario ha señalado los retos de futuro para el sector y ha pedido el compromiso y esfuerzo de todos, para alcanzar y mantener el liderazgo real del mercado mundial del aceite de oliva y la aceituna de mesa, el desarrollo de una nueva demanda que se corresponda con la oferta, en la integración del sector, y en inversión en el producto.

“Hay que invertir, además de en promoción, en investigación, en conocimiento y en medio ambiente, en mejorar más aún, la calidad del aceite, en las producciones ecológicas y en dar más valor añadido a nuestro aceite y aceitunas ya que con ellos se vende gastronomía, salud, cultura, historia, tradiciones, dieta mediterránea y paisaje, en definitiva la marca España”, ha subrayado Haddad.

{jathumbnail off}