La Asociación Empresarial de Industrias Alimentarias de la Comunidad de Madrid (ASEACAM), celebró el pasado martes, 28 de junio su asamblea anual, un acto en el que se firmó un convenio con el Banco de Alimentos de Madrid para establecer una estrecha colaboración entre ambas entidades. Una forma solidaria de ayudar a los que han […]

La Asociación Empresarial de Industrias Alimentarias de la Comunidad de Madrid (ASEACAM), celebró el pasado martes, 28 de junio su asamblea anual, un acto en el que se firmó un convenio con el Banco de Alimentos de Madrid para establecer una estrecha colaboración entre ambas entidades.

Una forma solidaria de ayudar a los que han sido clientes y en algún momento consumidores de algunos de los productos fabricados por ASEACAM y con los que la industria agroalimentaria madrileña se solidariza en estos tiempos difíciles.

La ayuda se plantea de forma continuada y no como un hecho puntual, por lo que la firma de este convenio supone un punto de partida para la futura puesta en marcha de otras acciones, tanto por parte de la asociación de empresarios como de otras empresas relacionadas a las que se quiere implicar para que colaboren en hacer de la Comunidad de Madrid un ejemplo de solidaridad con quienes más lo necesitan.

Un sector que se mantiene con buena salud

La industria agroalimentaria madrileña es uno de los pocos sectores económicos que, a pesar de la situación de crisis económica por la que atraviesa el país, mantiene el número de empresas y el número de puestos de trabajo. Por esta razón reafirma su compromiso con el sector, a través
del mantenimiento del empleo y la creación de nuevas empresas.

Además de la firma de este convenio solidario con el Banco de Alimentos de Madrid, durante la asamblea anual se presentaron públicamente las I Jornadas Gastronómicas de ASEACAM, que tendrán lugar en el Hotel Intercontinental de Madrid, del 4 al 14 de julio con el fin de promover los productos que se elaboran en las ya 78 empresas de industria agroalimentaria asociadas y  pertenecientes a todos los sectores alimenticios: cárnicas, conservas, cafés, panadería, bollería, salazones, embutidos, quesos y lácteos, etc.