Hasta un 36 % del gasto realizado por los españoles durante el primer semestre en el sector de foodservice —restauración comercial, vending, tiendas de conveniencia, cantinas de empresa…— se destinó a ocasiones de consumo fuera del establecimiento a través de delivery, takeaway o drive thru, lo que supone 15 puntos más que en el primer semestre de 2019.

Los datos, publicados por la empresa de investigación de mercados The NPD Group, confirman que tras el fuerte impacto de la pandemia, el mercado de foodservice mantiene la mejora gradual que inició en Semana Santa y ya en junio logró recuperar el 80 % del negocio generado el mismo mes de 2019, apoyado por el fin del estado de alarma, el avance de la vacunación y la llegada del verano. En el primer semestre, el conjunto del sector elevó sus ventas un 25 % respecto al mismo periodo de 2020, pero aún está un 31 % por debajo de la facturación registrada en la primera mitad de 2019, debido a que los primeros meses del año en curso estuvieron todavía muy afectados por las restricciones.

Delivery y takeaway

“Todos los canales del sector se han beneficiado de esta recuperación, si bien todo lo vivido en 2020 nos ha dejado un nuevo panorama en la restauración: por primera vez en España los locales sin servicio a mesa —Quick Service Restaurants (QSR)— han superado en cuota de mercado, con un 44 %, a los establecimientos con servicio a mesa —Full Service Restaurants (FSR)— que representan el 38,5 % del mercado al cierre del primer semestre”, comenta Edurne Uranga, directora de Foodservice de NPD en España.

En este nuevo panorama, las opciones de consumo fuera del establecimiento han conseguido consolidarse y hacerse un hueco en la rutina de los españoles, aunque con diferente dimensión según el segmento:

Para los locales sin servicio a mesa (QSR) la oferta fuera del local se ha convertido en una opción ‘imprescindible’ para el consumidor, que dedica el 15,7 % de su gasto en este canal a comida a domicilio, frente al 8,2 % en el primer semestre de 2019, y el 22,2 % a comida para llevar, frente al 12,3 % de 2019.

Para los restaurantes con servicio a mesa (FSR), el consumo en el establecimiento sigue representando más del 83 % del gasto, pero las opciones a domicilio y para llevar también han avanzado: el delivery concentra un 5,2 % del gasto en el canal, frente al 0,8 % de 2019, y el takeaway y drive thru, un 11,5 %, frente al 3,7 % de 2019.

Cada vez más opciones

En este fuerte crecimiento del delivery han desempeñado un papel destacado los agregadores digitales como Just Eat, Glovo o Uber Eats, que han logrado incrementar su facturación más de un 102 % a lo largo de los dos últimos años y ya concentran más de la tercera parte del gasto que hacen los españoles en pedidos a domicilio.

Según los datos de este informe, seis de cada diez pedidos directos al establecimiento, ya sea a través de la web o del teléfono, son para cenar, mientras que cuando se encargan a través de un tercero (agregador digital) uno de cada cuatro pedidos se realiza para un momento de snacking. Además, hoy existe una mayor variedad de productos disponible para entregar a domicilio: cuando se contacta directamente con el local casi seis de cada diez pedidos incluyen pizza o hamburguesa, mientras que cuando se realiza el pedido a través de un agregador digital, hay cierta preferencia por pedir otro tipo de menús y en menos del 50 % de las ocasiones se incluye alguno de esos productos estrella.

Resumen
El peso del delivery y takeaway en el gasto total en restauración sigue creciendo
Título
El peso del delivery y takeaway en el gasto total en restauración sigue creciendo
Descripción
Hasta un 36 % del gasto realizado por los españoles durante el primer semestre en el sector de foodservice se destinó a ocasiones de consumo fuera del establecimiento a través de delivery, takeaway o drive thru, lo que supone 15 puntos más que en el primer semestre de 2019.
Autor