España y Portugal han firmado un acuerdo, un “memorandum de entendimiento”, por el que se refuerza la colaboración entre Portugal y España en cuanto al cerdo ibérico, estableciendo de forma equivalente los procedimientos fijados en España, de manera que la norma de calidad resulte aplicable para Portugal. Según el acuerdo, las canales y los despieces […]

España y Portugal han firmado un acuerdo, un “memorandum de entendimiento”, por el que se refuerza la colaboración entre Portugal y España en cuanto al cerdo ibérico, estableciendo de forma equivalente los procedimientos fijados en España, de manera que la norma de calidad resulte aplicable para Portugal.

Según el acuerdo, las canales y los despieces que se comercialicen en fresco obtenidos en Portugal, sometidos a los controles establecidos por la norma de calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibéricos, tanto por el autocontrol del operador como por las autoridades competentes, podrán ser utilizados en el territorio español por la industria del ibérico para obtener productos de acuerdo con la mencionada norma de calidad.

Se podrá realizar la transformación en Portugal

Asimismo se podrá realizar la transformación industrial (curación, secado y maduración) en territorio portugués.

Con este memorándum se completan las actuaciones iniciadas en marzo de 2003 para la aplicación de la norma de calidad a los animales de la raza alentejana y para la armonización de las condiciones de cría de los cerdos ibéricos en España y Portugal.

Los productos derivados del cerdo ibérico son el resultado de una combinación entre una raza ganadera autóctona procedente del tronco ibérico, única en el mundo, y el ecosistema que le sirve de refugio y sustento, estando ambos establecidos en los territorios de la Península Ibérica.