El ministro de Agricultura del estado alemán de la Baja Sajonia, Gert Lindemann, anunció ayer domingo que el origen del brote infeccioso de la bacteria E.coli, atribuido inicialmente a los pepinos españoles, podría estar en determinados brotes de soja alemanes y que todas las conclusiones de la investigación parecen apuntar hacia una granja de la […]

El ministro de Agricultura del estado alemán de la Baja Sajonia, Gert Lindemann, anunció ayer domingo que el origen del brote infeccioso de la bacteria E.coli, atribuido inicialmente a los pepinos españoles, podría estar en determinados brotes de soja alemanes y que todas las conclusiones de la investigación parecen apuntar hacia una granja de la región de Uelzen.

A falta de los resultados definitivos de laboratorio, de los que se espera disponer oficialmente hoy lunes por la tarde, el ministerio de Agricultura de esta región se reafirmaba en que “los indicios son tan claros que se recomienda renunciar en estos momentos al consumo de brotes”. El propio ministro Lindemann añadía en una rueda de prensa celebrada ayer: “No se puede descartar que el producto contaminado con la bacteria ya haya sido totalmente procesado y vendido”, lo cual está creando aún más incertidumbre entre los consumidores alemanes.

Según informaba también ministro regional, la tesis se refuerza con el hecho de que una empleada de la granja del distrito de Uelzen, señalada como origen del brote epidémico, ha sido diagnosticada con esta bacteria intestinal: “Para nosotros es la causa de contagio más convincente”, ha indicado. Los brotes pueden haber llegado de forma directa o a través de intermediarios a restaurantes, mayoristas y establecimientos en Hamburgo, Schleswig-Holstein, Mecklemburgo-Antepomerania, Hesse y Baja Sajonia”, señalaba Lindemann.

Se cuestionan varios tipos de semillas germinadas

El ministro se ha referido en concreto a 18 tipos diferentes de semillas germinadas que a falta de los resultados definitivos sobre las de soja podrían encontrarse también bajo sospecha, entre ellas brotes de brócoli, de guisante, de garbanzo, de judía, de ajo, de lenteja y de rábano. De momento, la granja de Uelzen ha sido temporalmente cerrada como medida preventiva y las semillas distribuidas serán retiradas del mercado.

Siguen en vigor las restricciones sobre las hortalizas

A pesar de estos nuevos datos aportados por la investigación, el ministro ha insistido en que mientras no se confirmen de manera oficial, siguen en vigor las recomendaciones hechas por el Instituto virológico Robert Koch de Berlín relativas al no consumo de pepinos, tomates y lechugas sin cocinar.