Ribera del Duero vuelve a utilizar por la tecnología para evitar falsificaciones. Pionera en la protección digital de sus contraetiquetas, la Denominación de Origen continúa invirtiendo en seguridad e introduce las más avanzadas medidas de seguridad que dificultan la falsificación y garantizan la autenticidad de sus vinos.

Cuando tenemos en las manos una botella de vino de la Ribera del Duero podemos tener la seguridad de que ha superado numerosos controles antes de llegar al mercado. Girando la botella tenemos la contraetiqueta con el logo del Consejo Regulador, que garantiza que esa botella de vino es un auténtico Ribera del Duero, evitando falsificaciones en el vino.

Y en esa misma línea, ahora el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero ha introducido un distintivo holográfico exclusivo y único, que permite garantizar, de una forma aún más segura y fiable, su control y comercialización. Cada una de estas nuevas contraetiquetas es totalmente infalsificable, gracias a una serie de medidas de seguridad que hacen prácticamente imposible una reproducción ilícita. Para ello, se ha introducido una tecnología de última generación en materia de identificación y protección de marchamos de calidad, convirtiéndose así en pionera en lanzar esta nueva tecnología en el mercado.

Evitar falsificaciones en el vino

Desde 1998 el Consejo Regulador ha venido invirtiendo en medidas de seguridad para evitar la falsificación de sus vinos. En 2004 se comenzó a utilizar la tecnología holográfica, similar a la utilizada por los billetes de euro, para proteger sus contraetiquetas de calidad. Y en 2016 se comenzó un proceso de mejora de la seguridad con la implantación de una tecnología única que hace aún más difícil de falsificar las ya infalsificables precintas de garantía.

En 2018 se ha finalizado con el proceso de actualización de todas las contraetiquetas, las cuales llevan incorporadas la última técnica de seguridad denominada ‘Contrust Color’, que ha sido desarrollada por la compañía Leonhard Kurz-OVD Kinegram. Además, y para que todas las botellas puedan llevar incorporadas estas etiquetas, la DO Ribera del Duero ha adaptado su nueva imagen institucional a los dos formatos de contraetiquetas existentes: uno mayor, cuadrado, y otro más pequeño, rectangular, para que cada bodega elija el que más le convenga.

Resumen
Título
Alta tecnología para evitar falsificaciones en el vino
Descripción
La Denominación de Origen Ribera del Duero ha introducido un distintivo holográfico exclusivo y único, que permite garantizar, de una forma aún más segura y fiable, su control y comercialización.
Autor