El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) ha reconocido al fundador del movimiento Slow Food, Carlo Petrini, con el galardón Campeones de la Tierra, por su destacada contribución en el campo del medio ambiente y el desarrollo sostenible. Petrini se suma así a la exclusiva lista de los ocho ganadores de […]

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) ha reconocido al fundador del movimiento Slow Food, Carlo Petrini, con el galardón Campeones de la Tierra, por su destacada contribución en el campo del medio ambiente y el desarrollo sostenible.

Petrini se suma así a la exclusiva lista de los ocho ganadores de este premio emblemático de la ONU que reconoce a destacados pioneros y líderes en los campos de la política, la ciencia y la sociedad civil.

La entrega oficial del premio tuvo lugar el pasado miércoles, 18 de septiembre, de manos del subsecretario general de la ONU y director ejecutivo del Pnuma, Achim Steiner, durante una ceremonia especial en el Museo Americano de Historia Natural en Nueva York y el galardón fue recogido por Richard McCarty, Presidente de Slow Food USA, en

nombre de Carlo Petrini, imposibilitado de asistir a la ceremonia en persona.

Defensa de las tradiciones alimentarias locales

Con este premio la UNEP reconoce a Petrini “su notable logro como fundador del movimiento Slow Food, que abarca una red de más de 100.000 seguidores en más de 150 países. Respecto del asunto crucial del consumo y la producción sostenibles en el contexto de la seguridad alimentaria mundial, su movimiento se ha convertido en una fuerza formidable en defensa de las tradiciones alimentarias locales, la protección de la biodiversidad local y la promoción de productos de calidad a pequeña escala, con un creciente interés por las inversiones en el hemisferio Sur”.

El reconocimiento de la ONU afirma igualmente que “a través de los proyectos de Baluartes y la red de Terra Madre de comunidades del alimento, ha contribuido igualmente a centrar la atención sobre el importante papel de los pueblos indígenas en la defensa de las tradiciones gastronómicas y en su papel de custodios del insustituible saber heredado. La red de Terra Madre abarca a 250 universidades y centros de investigación de todo el mundo, promueve la investigación y el desarrollo de herramientas en la producción sostenible de alimentos a través de la educación y la formación.”

 

Artículos relacionados

Dos quesos españoles nominados para el Arca del Gusto de Slow Food

Quesos artesanos de todo el mundo a punto de desaparecer

Cheese 2013, un salón para salvar el queso artesanal

Recetas que rescatan los sabores tradicionales de Bilbao

Los cultivos olvidados podrían ser la despensa del futuro

Turín prepara el Salone del Gusto internacional y Terra Madre

Más de 100 organizaciones europeas piden en Bruselas una política agraria más justa

Comercio Justo, una alternativa que se afianza

Encuentro entre el comisario Cioloş y el fundador de Slow Food, Carlo Petrini


{jathumbnail off}