Italia es, sin duda, la patria del helado. Aunque históricamente encontremos preparaciones similares, procedentes de otros lugares y culturas, la primera heladería, una tienda ofreciendo un producto muy parecido a lo que consideramos un helado hoy en día, fue creada por un italiano.

Fue el siciliano Francesco Procopio dei Coltelli quien en 1686 logró crear la primera máquina para hacer helados, tras infinidad de intentos y combinaciones para dar con la  composición justa. Cuando finalmente lo logró, abrió en París la primera heladería de la historia. Desde entonces, tanto las fórmulas, como los sabores y los ingredientes han cambiado y el helado italiano se ha hecho famoso en todo el mundo. Aunque realmente existen alrededor de 600 variedades diferentes, lo principal para conocerlos es lo siguiente:

En primer lugar, se dividen en cuatro categorías principales:

  • Gelati mantecati: Helados elaborados a base de leche, yema de huevo, azúcar y diversos ingredientes aromáticos, según el sabor que se le quiera dar.
  • Sorbetti Gelati: Son los llamados sorbetes, compuestos de puré de frutas o verduras, licores o vino y jarabes.
  • Perfetti Gelati: Este tipo de helado se elabora con nata, yema de huevo y jarabe con aromatizantes, manteniendo todo el helado el mismo sabor.
  • Bombe: Los ingredientes básicos son los mismos que los utilizados en el Perfetti Gelati, pero en este caso se combinan capas de helado de diferente sabor, como por ejemplo, la conocida Cassata.
  • Además de las categorías de helados propiamente dichos, existen otras variedades relacionadas, como por ejemplo:
  • Granita: Granizados, hechos a base de jarabe de frutas o café con hielo picado.
  • Frappé: Leche fría aromatizada con café o vainilla y servida con hielo picado.
  • Frulatto: Leche muy fría, mezclada con frutas o helado de frutas.

En cuanto a los sabores, aunque hoy en día se estrenan nuevos sabores continuamente, los más tradicionales son:

  • Amaretto (con sabor a licor de almendras)
  • Caffé (café)
  • Cioccolato (chocolate)
  • Fior di latte (crema de leche)
  • Fragola (fresa)
  • Lampone (frambuesa)
  • Limone (limón)
  • Mandarino (mandarina)
  • Mantecati Gelati (helados de nata)
  • Melone (melón)
  • Menta
  • More di Rovo (mora)
  • Nocciola (avellana)
  • Pistacho
  • Stracciatella (vainilla con pequeños trocitos de chocolate)
  • Tiramisú
  • Yogur
  • Zabaione (crema de Marsala)
Resumen
Cómo elegir un helado italiano
Título
Cómo elegir un helado italiano
Descripción
Aunque históricamente encontremos preparaciones similares al helado italiano, la primera heladería, muy parecida a lo que consideramos un helado hoy en día, fue creada por un italiano.
Autor