El Día Mundial del Turismo Responsable 2013, promovido por la CITR, Coalición Internacional para el Turismo Responsable, que celebró un encuentro internacional en parís el pasado mes de junio y en España cumple su cuarta edición, dejó muchas e interesantes conclusiones, entre ellas la inevitable preocupación de la industria turística por su supervivencia en plena […]

El Día Mundial del Turismo Responsable 2013, promovido por la CITR, Coalición Internacional para el Turismo Responsable, que celebró un encuentro internacional en parís el pasado mes de junio y en España cumple su cuarta edición, dejó muchas e interesantes conclusiones, entre ellas la inevitable preocupación de la industria turística por su supervivencia en plena crisis económica.

Desde el Centro Español de Turismo Responsable han querido compartir las diversas iniciativas de sostenibilidad ambiental y social ligadas a la actividad turística, orientadas en positivo a conocer y cambiar la relación del turismo con el medio ambiente y con el entorno social, centradas en diversas islas al ser éste el tema central de reflexión del Día Mundial del Turismo Responsable 2013.

La iniciativa de SoliDive sobre buceo solidario recuerda que en el gran turismo de sol y playa y en los resorts vacacionales sigue pendiente la asignatura de incorporar progresivamente a la población local apoyándola para que sean competitivos en el marco filosófico de los negocios inclusivos. El buceo es una herramienta perfecta para transformar la realidad de pequeñas comunidades de pescadores, en este caso de la República Dominicana, cada vez más arrinconadas en sus posibilidades de supervivencia en un mar esquilmado.

Vertidos Cero

Del mismo modo, la abundancia e impacto de los vertidos causados por el turismo, el ocio, los cruceros y el transporte marítimo —que se ha conocido a raíz de la presentación hecha por Vertidos Cero— hace reflexionar sobre la necesidad de aumentar la sensibilización, las medidas legislativas y los sistemas voluntarios de autocontrol en todos los ámbitos de la producción turística. Si la industria turística sigue así, será a la vez víctima y verdugo, en un proceso de degradación del mar y de los destinos de sol y playa que aún puede pararse.

En Santo Tomé y Príncipe se está llevando a cabo un trabajo para incorporar al negocio de la hostelería y el turismo a algunas de las comunidades más desfavorecidas de la isla creando en ellas capacidades emprendedoras por medio de la formación en artesanía, etnobotánica y transformación agroalimentaria en torno al Museo del Café, en la comunidad de Monte Café.

Se presentó así mismo el trabajo realizado en el marco del Plan de Desarrollo Turístico Sostenible de La Romana-Bayahibe (República Dominicana) centrado en crear una oferta turística local, alternativa y socialmente responsable al turista que visita los resorts de sol y playa. En el marco del mismo proyecto se creó el modelo de OGD-Organización de Gestión de Destino de La Romana-Bayahibe, para asegurar la propia sostenibilidad del desarrollo local ligado a un turismo de sol y playa cada vez más responsable.

Por último se presentaron los trabajos que se están realizando para aumentar la competitividad del hotel ecoturístico Orango Park en la isla de Orango (Guinéa-Bissau), mejorando su producción y su promoción internacional, siempre en complicidad con la comunidad local y con su futuro y bajo un modelo de ecoturismo con estándares internacionales.

El papel de las asociaciones profesionales y empresariales

El Centro Español de Turismo Responsable quiere también destacar el papel de las asociaciones profesionales y empresariales, esencial en esta estrategia. En este sentido se contó en ese día con la presencia de representantes del mundo turístico empresarial, del campo académico, de las ONG´s y profesionales independientes dedicados igualmente al mundo del turismo responsable en todos los ámbitos; y tan importantes como todos ellos, estudiantes de turismo que le aseguran un futuro brillante al turismo sostenible.


{jathumbnail off}