Al sur del sur huele a mar, a pescaito frito, a mojitos en idílicas puestas de sol en chiringuitos donde te gustaría quedarte toda la vida. Playas salvajes, pueblos con encanto en los que las vacaciones adquieren su verdadero significado. Es el flow gaditano que conquista amantes de tumbona y de terrazas, descanso, ambiente y buena gastronomía.

Llega el buen tiempo y toda la provincia empieza a desplegar sus atractivos. Cádiz es costa inmensa, luz, cerveza fresquita y un pescado y marisco que quita ‘el sentío’, pero, también es tierra de preciosos pueblos blancos con siglos de historia, monumentos y rincones mágicos que descubrir.

Este verano no te puedes perder descubrir ese Cádiz auténtico, verde, de campo, que está recuperando la producción más artesanal de sus campos y productos. Sigue esta ruta gastro–ecológica y sucumbe a sus encantos:

Una tierra que cada vez sabe más a ecológico, a natural, a fresco

Conoce a los productores que apuestan por el cultivo más natural de sus huertos, con certificación ecológica, que ofrecen deliciosas verduras locales como los tomates, aguacates y cítricos de las huertas de Castellar, Vejer o Conil; las patatas de Sanlúcar de Barrameda y otras tantas verduras y frutas singulares según temporada. Desde coles de procedencia asiática como el PackChoi, otras variedades no autóctonas como el Kale, el Kumquat y frutas tropicales como la carambola, que se dan de maravilla en estas tierras. Fincas agroecológicas como la de Guadalquejigo en Castellar de la Frontera, a las que bien merece la pena una visita.

Adéntrate en preciosos pueblos del interior en los que probar sabores que no se olvidan, esos que son estandarte también de la tierra gaditana, como sus quesos de cabra payoya. Conocidos por la excelente calidad de la leche con que se elaboran, la de estas cabras de raza autóctona andaluza, cuyo nombre traspasa las fronteras y sitúa a estos quesos entre los de mayor reconocimiento en los principales concursos internacionales. Desde Villaluenga del Rosario, pasando por Villamartín y otros pueblos de la sierra gaditana hasta en la costa de Bolonia, podemos encontrar queserías en las que probar estos quesos de delicioso sabor y calidad impecable.

Algunos, como el queso de cabra payoya Montes de Alcalá, Quesería El Gazul (Alcalá de los Gazules) —ganador del premio al mejor queso en la categoría Ecológicos en en Salón de Gourmets, 2017—, o los quesos de cabra payoya de El Cabrero de Bolonia, cuentan con el certificado ecológico y, además, ofrecen una innovadora variedad de tipos y texturas de quesos hasta ahora desconocidos en la memoria culinaria local. Deleite, tradición y excelencia gastronómica en un solo bocado.

Combinación imprescindible es el binomio queso–aceite de oliva virgen extra y, en Cádiz, también hay verdaderas joyas. Si te quieres llevar una idea de lo deliciosos que están los aceites ecológicos que se están produciendo en estas tierras, una de las propuestas indispensables es la del Olivar El Herrerillo, una pequeña finca de no más de quinientos olivos, situada en las cercanías de Medina Sidonia que desarrolla, de forma sostenible y respetuosa con el medio ambiente, una producción limitada de aceite de oliva virgen extra de excelente calidad, monovarietal ‘Picual’.

Si lo tuyo es el picoteo y quieres algo diferente, prueba los embutidos ecológicos producidos por Charcuterra, empresa artesana afincada en Jerez. Interesantes chacinas aptas para veganos pero que gustan a todo tipo de paladares, en sabor pueden recordar a sus homólogos cárnicos, pero están hechos con frutos secos, ingredientes naturales y sanos.

Cerveza artesana ecológica La Volaera (Puerto de Santa María)

Cerveza artesana ecológica La Volaera (Puerto de Santa María)

Más allá de las cañitas frescas existe en Cádiz todo un mundo de cervezas artesanas, cuya producción va en aumento. Desde la pionera Maier, hecha en la capital, a La Jerezana, cerveza artesana de pequeña producción y calidad sobresaliente que nos deleita con su amplia variedad de cervezas tipo lager, ale, incluso sour beer; la Dos Mares, recién estrenada cerveza artesana del estrecho y los maestros artesanos de La Volaera en el Puerto de Santa María, que imprimen una pasión y una dedicación muy especial a sus 6 tipos de cervezas cada cual más sorprendente.

Unas cervezas hechas desde la innovación y empeño artesanal de estas empresas gaditanas de pro siguiendo el estilo de cervezas internacionales como la negra Stout, las APA, IPA, Blonde Ale… en definitiva, rubias, tostadas y negras, con mucho arte.

Por supuesto, el interés y la apuesta por lo ecológico son también una realidad en este sector -y va in crescendo-, en el que podemos encontrar últimas incorporaciones tan sorprendentes como la suculenta y equilibrada Rubia tipo Blonde Ale de La Volaera (Puerto de Santa María) o la refrescante y amable rubia de trigo de Destraperlo (Jerez de la Frontera).

Si lo que te gusta es el vino, también podemos encontrar bodegas que dan un paso más en la producción artesana y crean vinos comprometidos con su tierra, ecológicos. Como los tintos de Hermanos Holgado (Villamartín,) o los blancos y tintos de la bodega Sancha Pérez (Vejer) o de la bodega Forlong (Puerto de Santa María). Entre los vinos generosos tan típicos de esta tierra, podemos encontrar referencias como la Manzanilla Entusiástico de Bodegas Delgado Zuleta (Sanlúcar de Barrameda), la primera producida en ecológico de los vinos del Marco de Jerez.

La RAC, la gran familia ecológica gaditana

Ecomercado y productos SPG-RAC. 6 de agosto en Casa Los Toruños (El Puerto de Santa María)

Ecomercado y productos SPG-RAC. 6 de agosto en Casa Los Toruños (El Puerto de Santa María)

Ponte calzado cómodo que la ruta continúa! Y es que son tantos los productores, proyectos e iniciativas relacionadas con el consumo, la producción y la promoción del movimiento ecológico gaditano, que merece la pena conocerles de primera mano a todos.

Qué mejor ocasión que de la mano de la recientemente constituida Red Agroecológica de Cádiz (RAC). Una exitosa iniciativa que, tras cerca de dos años de trabajo constituyente, acaba de dar sus primeros pasos con la presentación y celebración de sus EcoMercados: citas mensuales que reunirán a una interesante muestra de los principales productores que forman parte de la asociación.

El primero de estos EcoMercados tuvo lugar el pasado 6 de julio en la Casa de Los Toruños (Valdelagrana, El Puerto de Santa María), en el que participaron más de 12 interesantes proyectos de los principales productores ecológicos de la provincia: desde agricultores a panadería ecológica, cervezas, miel o embutidos veganos, entre otras tantas propuestas y actividades lúdicas.

Un éxito de muestra y de convocatoria que celebrará sus siguientes citas, imprescindibles para conocer de primera mano a los productores y sus deliciosos productos, los próximos días 6 de agosto y 3 de septiembre (primer domingo de cada mes), desde las 9:00 a las 13:00 horas, en La Casa de Los Toruños. Unos mercados al aire libre en los que se podrá disfrutar de la venta de una amplia variedad de productos agrarios y agroalimentarios, directamente de los productores a los consumidores. Además, la propuesta incluye también talleres infantiles y otras actividades de ocio y formación.

Dónde saborear cocina gaditana ecológica

EcoTaperia el Cortijo. Castillo de Castellar

EcoTaperia el Cortijo. Castillo de Castellar

Está claro que Cádiz tiene mucho que ofrecer en el terreno de la producción biológica. Esto lo saben en este pequeño gastro-bar de cocina ecológica, EcoTapería El Cortijo, ubicado en uno de los pueblos con más encanto de la zona del Campo de Gibaltrar, el Castillo de Castellar. Alzado en lo alto de la montaña, desde este Castillo del siglo XIII —villa fortificada habitada— se visualiza perfectamente África en los días claros, el estrecho y Gibraltar, además de estar conectado por carretera interna con Sotogrande a poco más de 20 minutos.

Es el corazón del Parque Natural de los Alcornocales, un enclave único para el turismo rural pero también gastronómico. En este pequeño bar artesano ofrecen una cuidada selección de los mejores productos artesanales y ecológicos de la provincia de Cádiz. Todo un referente en cuanto a cocina gaditana, con platos de tradición local hechos a fuego lento.

Siguiendo la filosofía Km0-Slow Food, trabajan sólo con productos locales y ecológicos en su mayoría. En sus platos puedes probar verduras de las huertas locales, especialidades veganas, vegetarianas, pero también carnes de producción ecológica y otras salvajes de caza, o locales, como la ternera retinta gaditana, cuya carne está bien reconocida por su intenso sabor de toques salinos gracias a la alimentación de las vacas, que pastan en campos, algunos, cercanos a la costa, donde alcanzan a comer algunas especies herbáceas de toques marinos como la salicornia.

Por supuesto, no faltan en su mesa los pescados salvajes de la costa gaditana como el atún rojo de Almadraba, el bocinegro, borriquete o la corvina; además de los quesos de cabra payoya u otros de la sierra gaditana como los de oveja de Villamartín; vinos ecológicos y artesanos de la tierra y una amplia variedad de cervezas artesanas ecológicas. Una propuesta que ofrece al visitante un recorrido gastronómico de los mejores productos de la tierra de elaboración natural y tradicional.

Un lugar en el que pararse a disfrutar de los placeres de la vida en platos que son un homenaje para el paladar. Elaboraciones que te sorprenderán con los mejores productos de temporada de una tierra a la que siempre querrás volver.

Resumen
Título
Verano sabroso y ecológico en Cádiz
Descripción
Al sur del sur huele a mar, a pescaito frito, a mojitos en idílicas puestas de sol en chiringuitos donde te gustaría quedarte toda la vida. Playas salvajes, pueblos con encanto en los que las vacaciones adquieren su verdadero significado.
Autor